icon-arrow-down icon icon-arrow-fill-down icon icon-arrow-next icon icon-arrow-prev icon icon-tag-close icon

Juegos y juguetes

Diez consejos para su primera cita con amiguitos

Haz que sea un éxito para todo el mundo

Compartir

Es posible que seas el compañero de juego preferido de tu peque (¡eres genial!), pero quedar con otros niños para jugar os resultará muy beneficioso a los dos. Él o ella aprenderá habilidades sociales y se relacionará con otros niños mientras tú podrás conocer a otros padres y madres y compartir experiencias. Aquí tienes algunos consejos para que todo vaya lo mejor posible.


1. Asegúrate de que no tengan hambre. Queda justo después de comer para no comenzar con mal pie. «En general, es mejor quedar para jugar justo después de comer y antes de la siesta», dice la Dra. Jennifer Shu, pediatra en Atlanta, escritora y miembro de la Academia Americana de Pediatría.

 

2. Es mejor que la cita no dure mucho. 45 minutos son suficientes para jugar. Si lo alargas más, puede que los niños empiecen a agobiarse.


3. No quedes con muchos amiguitos a la vez. Si quedas con más de cuatro niños a la vez, sus juegos podrían desmadrarse. Si tu hijo es introvertido, para empezar le irá bien quedar con un solo amiguito o amiguita.

 

4. Implícale. «Prepara diferentes escenarios mediante juegos de imitación», sugiere la trabajadora social clínica Katie Hurley, psicoterapeuta infantil y juvenil en Los Ángeles y autora de The Happy Kid Handbook: How to Raise Joyful Children in a Stressful World(«Manual de niños felices: cómo criar a niños felices en un mundo estresante»). «De este modo se sentirán partícipes», explica. «Los niños piensan, "he quedado con mis amigos, puedo hacerlo"».

 

5. Enséñale a compartir. «Antes de quedar con amiguitos, enséñale algunas frases como: "¿Me toca a mí, verdad?" y "¡Gracias!"», dice la Dra. Shu. Si es un poco impaciente, un cronómetro es una buena idea para que aprenda a esperar su turno de juego.


6. Prepárate para mediar. Es bueno que intervengas si oyes que el tono de voz de los niños sube o ves que se dan golpes, pero no pongas punto final al juego por una riña. «Puedes intervenir y decir: "A ver, ¿qué ha pasado? Ella quería el juguete, pero tú también. ¿Por qué no usamos el cronómetro?"», sugiere Katie Hurley. «Al enseñar a los niños cómo resolver un problema, les estamos enseñando habilidades sociales que les servirán toda la vida», añade.

 

7. Queda con los amiguitos fuera de casa. Si el tiempo lo permite, queda en un parque o una plaza para jugar. «Llévate una mantita para sentarte en el suelo, algo de comida para picar y varios juguetes, como una pelota o algo para hacer pompas de jabón», recomienda Katie Hurley. «Creo que todos estamos más a gusto cuando salimos y respiramos aire fresco», añade.

 

8. Esconde juguetes. «Los juguetes preferidos de tu peque no deben estar al alcance de los otros niños y también es recomendable esconder los objetos frágiles o difíciles de limpiar», dice la Dra. Shu. Además, cuantos menos juguetes les des, menos tendrás que recoger después.

 

9. Retírate. epasa las reglas de juego con los niños y luego deja que jueguen solos, pero échales un vistazo de vez en cuando si es necesario. Estamos hablando de niños de 4-5 años. «A los niños les encanta perderse en sus juegos imaginativos y los adultos les cortamos el juego cuando aparecemos para vigilarlos y fijarnos en cada detalle de lo que hacen», dice Katie Hurley.


10. No fuerces la situación. En vez de agobiarte para intentar quedar, procura que nadie se sienta presionado. «Quedar para jugar ayuda a los niños a socializar entre ellos, pero esto también se puede conseguir en la guardería, el patio o el parque», dice la Dra. Shu. No te estreses, si en el último momento, no te va muy bien quedar, es mejor cambiar la cita para otro momento.