icon-arrow-down icon icon-arrow-fill-down icon icon-arrow-next icon icon-arrow-prev icon icon-tag-close icon

Todo sobre el embarazo

Siete maneras de crear vínculos afectivos con tu bebé... ¡durante el embarazo!

Antes del parto ya puedes establecer lazos con tu bebé.

Compartir

No tienes que esperar a conocer a tu bebé para comenzar a forjar vuestra relación; existen maneras de crear vínculos afectivos antes de que nazca. Estas siete ideas os pueden servir para comenzar con buen pié.


1. Sé consciente.

«Es fácil quedarse atrapada en pensamientos sobre el futuro cuando estás embarazada, pero ser consciente de tu embarazo puede ayudarte a prestar mayor atención a tu cuerpo y a tu futuro bebé», dice la Dra. Carla Naumburg, autora de Parenting in the Present Moment(«La crianza en el momento presente»). Es más, según algunas investigaciones la concienciación puede ayudar a evitar depresiones posparto en las madres primerizas. Una manera fácil de empezar: sal a pasear y cuenta ocho pasos; luego, vuelve a comenzar.

2. Respira.

«Respirar hondo sirve para calmar el sistema nervioso», dice Jane Austin, directora de Mama Tree, una escuela de yoga prenatal de San Francisco (Estados Unidos). En vez de respirar con la barriga (¡ahora es demasiado incómodo!), haz respiraciones horizontales hacia las costillas, como un paraguas que se abre y se cierra.

3. Imagina a tu bebé.

«Sí, ya tienes tu ecografía, pero es importante mirar hacia dentro, no solo hacia fuera», comenta Jane Austin. Para comenzar, siéntate en una silla cómoda, pon ambos pies en el suelo e imagina qué aspecto crees que tiene tu bebé dentro de ti.

4. Haz yoga prenatal.

Los ejercicios diseñados específicamente para mujeres embarazadas no solo incluyen posturas seguras, sino que te ayudan a enviar mensajes de amor hacia tu bebé.

5. Habla con tu bebé.

No te hace falta ningún guion para iniciar el diálogo. Puedes explicarle algo tan cotidiano como la preparación de la cena o un paseo por el barrio. Además, así te acostumbrarás a hablar con tu bebé y cuando llegue, lo seguirás haciendo. Esto es un hábito muy importante, ya que hablar con él o ella de manera habitual estimula el desarrollo del lenguaje. (Y sí, ¡los bebés pueden oír dentro del útero!).

6. Aparca el móvil.

«Mientras estés en la sala de espera, piénsatelo dos veces antes de coger el móvil para ver si tienes algún mensaje o noticia», recomienda la Dra. Naumberg. Es una oportunidad más de ser consciente de tu embarazo y enviar pensamientos cariñosos a tu bebé.

7. Comparte el amor.

«Cada vez que tocas a una persona querida, tu cuerpo envía hormonas del "amor" a tu bebé», dice Austin. «Cuando te sientes segura y respaldada, a tu bebé también le llega». Te aconsejamos queda con tu mejor amiga, coger a tu pareja de la mano o acariciar a tu mascota para que las buenas vibraciones fluyan sin parar.