Icon

Aprendizaje portátil

Mi ordenador hablador es una manera divertida de presentarle a tu hijo los números, las formas, los colores, las letras y sus primeras palabras. Aquí tienes algunas ideas para que tu hijo y tú juguéis juntos con este ordenador.

tile1

Mira cómo aprende

Mira qué fácil le resulta a tu hijo pulsar las teclas del ordenador, abrir y cerrar la tapa, y activar la música y las canciones. Mientras abre y cierra el juguete, tu hijo aprende los contrarios. "¿Puedes abrirlo? Y ahora, ¡a ver cómo lo cierras!".

Estimular el juego de imitación desde una edad temprana

Pídele a tu hijo que pulse una tecla del ordenador para ver qué aparece en la pantalla. ¡Tu hijo ya empieza a imitarte!

Hacer comparaciones

Ayuda a tu hijo a hacer comparaciones en casa. "¿Recuerdas cuando mamá usa el ordenador y escucha música? El ordenador de mamá hace música, ¡y el tuyo también!".

Observar y explorar

Recuerda que los niños pequeños empiezan a usar todos los sentidos observando y explorando su entorno. A medida que crecen, entienden cada vez mejor cómo funciona el mundo, imitando tu comportamiento y acciones. A la edad de uno y dos años, su imaginación empieza a desarrollarse e inician los primeros juegos de imitación.

Ríe y Aprende cada día

Aprovecha un concepto presentado por este juguete y relaciónalo con algo de la vida cotidiana de tu hijo. Existen muchas maneras de fomentar el aprendizaje diario durante tus rutinas en casa. Por ejemplo, podrías:

Hablarle sobre las formas y los colores que hay en tu casa, señalándole su bol redondo de color rojo o mostrándole que sus sábanas tienen forma rectangular.

Contar las galletas o los guisantes de su plato, o contarle los dedos mientras se los limpias.

Reforzar conceptos contrarios o las primeras palabras de tu hijo, pronunciándolos con claridad. "La luz está encendida. Vamos a apagarla".

tile2