icon-arrow-down icon icon-arrow-fill-down icon icon-arrow-next icon icon-arrow-prev icon icon-tag-close icon

Idioma y aprendizaje

Cómo Ayudar a tu Pequeño a Hacer Amigos (Sin Hacerlo Por Él)

¿Por qué esconder los juguetes favoritos y organizar algunas excursiones ayuda incluso a los chicos tímidos a hacer amigos?

COMPARTE

Trajiste la mochila nueva, preparaste bocadillos (y pañuelos desechables) y tu niño grande parece estar listo para su primer día de escuela. ¿Pero qué hay del tema social? Incluso los niños más extrovertidos pueden sentirse nerviosos al hacer nuevos amigos. Aquí tienes algunos consejos sobre cómo ayudarlo.



Hagan un recorrido. “Llegar a un escenario nuevo puede provocar ansiedad a cualquier edad, especialmente en los niños pequeños,” expresa Michele Borba, Doctora en Educación, experta en crianza y autora de 22 libros sobre el tema The Big Book of Parenting Solutions (El gran libro de las soluciones de crianza) y UnSelfie: Why Empathetic Kids Succeed in Our All-About-Me World (Por qué los niños con empatía tienen éxito en un mundo egoísta). Relaja los nervios del primer día y quita un poco del temor a lo desconocido llevando a tu chico a visitar su nueva escuela antes de que suene la primera campana. Indica la Dra. Borba. Tener un mapa del lugar puede facilitar sentirse relajado y extrovertido cuando llegue el gran día.



Prepara el camino. “No subestimes tu influencia para ayudarle a hacer amigos” expresa la Dra. Borba. Al contactar con otros padres de familia en la escuela, haces que las presentaciones entre los niños sean más fáciles después. Considera registrarte para ser parte de los padres de familia que participan en clase y trata de asistir a algunos eventos antes de clases. Si puedes ajustar tu horario, sé voluntaria para ayudar en los proyectos de la clase o pregunta a otros padres si quieren compartir el auto para ir a una fiesta de cumpleaños.



Hay que empezar desde abajo. Enfócate en las citas para jugar con otro niño. “Estas no solo dan a tu niño una oportunidad de profundizar las amistades de forma individual, también son menos abrumadoras que tratar de navegar un grupo entero de niños,” apunta la Dra.Eileen Kennedy-Moore, psicóloga y autora de la serie de libros Raising Emotionally and Socially Healthy Kids (Cómo criar niños emocional y socialmente saludables). Finalmente, hazlas cortas. “Es mejor terminar las cosas bien que alargarlas hasta que ambos niños estén cansados y de mal humor,” añade la Dra. Kennedy-Moore.



Intenta no hacer una micro gestión. Puede ser muy tentador tratar de asegurarse que todos la estén pasando súper en una cita para jugar en el parque, pero intenta quedarte al margen y permite que los pequeños creen su propia diversión. “Ayuda dándoles ideas de qué juegos pueden disfrutar, pero no te involucres mucho si quieren cambiar todas las reglas," agrega la Dra. Borba. “Los padres que estimulan suavemente y supervisan poco las actividades sociales de sus hijos tienen más éxito ayudando a los chicos tímidos que aquellos que supervisan todo muy de cerca. Así que evita la tentación de ser el ‘capitán del barco.’”



Esconde los favoritos. Uno de los mayores problemas para los niños pequeños es compartir, así que evita las discusiones con un poco de planeación anticipada. “Los niños de esta edad todavía hacen mucho juego paralelo, lo que significa que dos pequeños realizan actividades similares uno cerca del otro,” explica Kennedy-Moore. “Tener varios juguetes clave, como dos carritos del mercado, dos regaderas de agua o dos autos de carreras evita las peleas.” ¿Qué hacer con el objeto favorito de tu niño? Retíralo antes que llegue el otro pequeño, sugiere la Dra. Kennedy-Moore.



Enciende el encanto. “Tu niño se sentirá más cómodo conociendo a otros si sabe algunos pasos básicos sobre hacer nuevos amigos, incluso cosas que parecen simples como decir “¡Hola!” o presentarse, dice la Dra. Borba. Una de las mejores formas es enseñarles con el ejemplo. “En realidad los niños aprenden mejor las nuevas habilidades observándolas primero y después intentándolas, así que busca oportunidades para que te vea practicar las habilidades en el mundo real,” añade Borba. Enfatiza cuando te presentas con alguien a la salida de la escuela o en el parque. Después juega a ser un compañero de clase y representa el rol con tu niño; practicar en casa le ayudará a sentirse más cómodo en la escuela.



Sé positiva. Muchos pequeños necesitan valor para hacer amigos, así que reconoce cualquier esfuerzo que haga tu hijo para ser sociable, sugiere la Doctora. Podrías decir, "Vi que te sentaste a lado de ese niño en el parque y que hablaste con él. Estoy muy orgullosa de ti por haberlo hecho, o "Qué bueno que compartiste tus juguetes. Estoy segura de que hiciste que tu amigo se sintiera especial." Reforzar estos esfuerzos ayudará a tu chico a continuar con estas conductas en una escuela nueva y en el parque el próximo año.