icon-arrow-down icon icon-arrow-fill-down icon icon-arrow-next icon icon-arrow-prev icon icon-tag-close icon

Divertirse juntos

15 Cosas Por Hacer Antes de las Fiestas Decembrinas

Estas divertidas actividades de invierno te ayudarán a añadir un toque de brillo a la temporada

COMPARTE

¡La navidad se acerca! Hay mucho tiempo para divertirse en familia y crear recuerdos. Te presentamos a continuación 15 formas de disfrutar de la diversión y la alegría en esta temporada.

1. Vayan en una búsqueda del tesoro de navidad. Comienza haciendo una lista de los artículos navideños que quieras que tus hijos encuentren. Piensa: una corona navideña, esferas, una decoración de Santa en el jardín, algo que recuerde a un bastón de dulce y mucho más. Después, enlista todos los artículos (con pistas y dibujos para los más pequeños), entrégaselos y salgan a la búsqueda. Asegúrate de darles unas calcomanías o sellos de la temporada por cada artículo que encuentren.

2. Escapada navideña. En lugar de tratar que todas las actividades (y compromisos) quepan en tus limitados fines de semana, toma un día entre semana y deja que los niños también lo hagan. Vayan a ver una representación matutina del Cascanueces. Ve al centro comercial y deja que tus hijos elijan regalos especiales para la Abuela y el Abuelo, sin el estrés de las grandes multitudes. O simplemente vayan a hacer alguna actividad al exterior. 

3. Construye una villa navideña. Confisca todas las cajas vacías de los empaques (las de cereal y macarrones con queso son perfectas). Con cuidado voltéalas y ciérralas con cinta o cúbrelas con una variedad de papel para envolver de temporada. Utiliza tijeras (o que un adulto use un cuchillo) para crear puertas donde sean necesarias. Después, utiliza todo lo que te venga en mente: listón, papel de uso rudo, bastones de dulce, pegamento, marcadores y todo lo que necesites para puedas crear tu mismo una villa navideña. Es perfecta para colocar bajo el árbol, sobre un mantel o en la sala de juegos.

4. Crea un frasco de buenas acciones. Escribe 24 buenas acciones en pedazos cuadrados de diferentes tipos de papel para envolver. Dóblalos y colócalos en un frasco (o dentro del calendario de adviento). Cada día en Diciembre, la familia debe seleccionar una buena acción para realizar. Algunas de estas acciones se pueden realizar de manera individual (por ejemplo, hacer una tarjeta a tu hermano diciéndole que lo amas) mientras que otras, se pueden hacer juntos como el ir a dejar unos bocadillos a la estación de policía o donar comida enlatada a un establecimiento local.  

5. Decoración por todos lados. ¿Por qué la salaes el lugar que tiene toda la acción y la alegría? Lleva a los niños a la tienda de manualidades y deja que elijan decoraciones navideñas para su propia habitación.

6. Elabora una estrella. Ve a una caminata con los niños pero con una misión: Haz que encuentren algunas varas no muy gruesas y no muy delgadas que sean más o menos del mismo largo para crear una estrella de ramitas para colocar en la parte superior del árbol o colgar en algún lugar de la casa. Al mismo tiempo, motívalos a encontrar decoraciones naturales como pequeñas piñas, ramas, hojas y más. Necesitarás hacer un diseño para tu estrella de 5 o 6 picos, asegurando las intersecciones con pegamento caliente y/o sujetándolas con alguna cinta, los niños de nuevo serán los protagonistas de la decoración.

7. Haz espacio para donar. Las fiestas navideñas son un gran momento para despedirnos de esos juguetes olvidados o que ya no les interesan. Para ayudar a facilitar ese proceso de despedirnos de los juguetes que atesoraron y adoraron, puedes explicarle a tu hijo que Santa (o mamá y papá) simplemente no pueden dejar nuevos juguetes si no hay espacio para ellos. A los niños más grandes se les puede explicar que pueden iluminar la navidad de un niño menos afortunado.

8. Fiesta de bocadillos. Invita a un grupo de amigos (y a sus hijos) y pídele a cada familia que haga suficientes bocadillos o postres distintos para compartir. (haz bocadillos en los que tu pequeño te pueda ayudar) En la fiesta, todos tendrán un poco de los bocadillos y podrán llevar a casa aún más para compartir.

9. Tarde artística Ve a la tienda de manualidades y compra mini lienzos, cajas de madera sin acabado, marcos y demás decoraciones y ornamentos que puedas decorar. Invita a los niños a pasar una tarde en casa decorando regalos que ellos mismos hagan para sus abuelos, vecinos, maestros y todo aquel que esté en su lista.

10. Ve a un día de campo. Sorpréndelos con un día de campo navideño en su parque favorito. En lugar de llevar sandía y sándwiches lleva chocolate caliente, mini malvaviscos, removedores de bastones de caramelo y una buena dotación de galletas de azúcar. No olvides un mantel de franela para sentarse ¡o para cubrirse!

11. Crea un calendario del próximo año. Haz un calendario con fotos familiares, que se vuelva toda una tradición: Escribe cada mes en una hoja de papel, pon los papeles de los meses en un recipiente y que cada miembro de la familia dibuje o haga su página de calendario. Cada persona deberá elegir las fotos para ese mes.  

12. Personaliza tus regalos navideños. Haz que tus hijos hagan su propio papel para envolver. Simplemente saca un rollo de papel craft (ponle algo de peso en las orillas para que no se enrolle) y haz que lo decoren con plantillas, calcomanías, plumas de brillo, marcadores y más. (Esto funciona también para bolsas de papel o etiquetas para tarjetas de agradecimiento.) Si son lo suficientemente grandes para envolver, deja que ellos envuelvan con una cinta decorativa de la temporada.

13. Piensa en los demás. No hay nada mejor que comenzar a enseñar a tus hijos el valor compartir en época navideña. Pueden trabajar en una cocina comunitaria juntos; ayudar con una donación de juguetes y abrigos, llevar galletas a un centro para ancianos y quedarse para hacer una visita; ir a buscar a los coros del Ejército de Salvación y donar un poco a todos aquellos que vean que lo necesitan; ve a tu alacena y encuentra latas para donar; lleva comida para perro al refugio más cercano.

14. Aprender sobre las navidades alrededor del mundo. A todos nos encanta esa rutina de leer cuentos y libros de la temporada. Este año, cambia un poco la dinámica y busca algo diferente sobre las culturas, religiones y celebraciones alrededor del mundo en esta época del año. Tu biblioteca será una gran fuente de enseñanzas sobre la Navidad, Hanukkah, Kwanzaa, Día del Boxeo, el Ramadán y mucho más que se observa en los diferentes países.

15. Vayan de campamento. Si es muy frío estar afuera, puedes acampar en la sala (¡cerca del árbol si tienes uno!) Saquen los sacos de dormir y en lugar de contar historias de terror, lean cuentos navideños. En lugar de cantar canciones típicas de un campamento, canten canciones navideñas. Si tienen una fogata, ¡añadan un poco de dulces a sus emparedados de malvavisco!