Información importante sobre el Retiro de Producto

icon-arrow-down icon icon-arrow-fill-down icon icon-arrow-next icon icon-arrow-prev icon icon-tag-close icon
Encabezado

La historia de un diseño

Encabezado

Encabezado

LA META

Crear una silla para pequeños que fuera mejor. Que superara a cualquier otra en el mercado. Mejor que cualquier otra que pudiéramos haber tenido en la niñez. Algo que encantara a los bebés y aún más a los papás.

Hay que empezar con las preguntas correctas

Todo proyecto inicia con preguntas como, "¿Qué esperan en realidad las familias de este producto? ¿Cómo los va a ayudar?" A menudo las respuestas se obtienen en pláticas con los padres, encabezadas por nuestros expertos en Investigación Infantil. El proceso involucra muchos guiones (y bastantes cambios). El equipo de diseño se enfoca en la retroalimentación, después manda el producto a una Prueba en el hogar, porque "no hay nada como ver cómo lo usan las familias en realidad," dice el diseñador de productos Devin.

Un nuevo tipo de silla para bebé

Conforme la Silla Súper Cómoda se desarrollaba, el equipo pasó mucho tiempo haciendo pruebas, así aprendieron algo sobre los puntos clave que sugerían los padres lo que todo padre quiere.

LA SILLA SÚPER CÓMODA HA LLEGADO

La innovadora Silla Súper Cómoda se creó para responder a todas esas necesidades (¡y más!). Y es muy satisfactorio cuando los padres están de acuerdo. El diseñador Devin dice, "Me inspiran los problemas de la gente. Nos proponemos resolverlos a través de un buen diseño, cuando es posible. Todo se trata de hacer más fácil la vida de los padres y la del bebé más divertida."

¡Ta-rá!

La Silla Súper Cómoda surge como tal

"Es fantástica para mi pequeñito. Le fascina sentarse en ella y ver a su alrededor ..."

Opinión de un consumidor, fisher-price.com

"Tiene un soporte elevado para la espalda que ayuda a darle apoyo y los juguetes son fáciles de alcanzar. Puedo llevarla fácilmente a todos lados y así lo mantengo feliz!"

Opinión de un consumidor, fisher-price.com

¡Siempre hay tiempo para otra historia!