icon-arrow-down icon icon-arrow-fill-down icon icon-arrow-next icon icon-arrow-prev icon icon-tag-close icon

Una historia de seguridad

Todo empieza con la seguridad

Gritos de alegría, suspiros de felicidad y carcajadas… Estas son algunas de las reacciones que deseamos a las familias que juegan con nuestros juguetes y productos. Sin embargo, también hay otra reacción menos visible: la tranquilidad más absoluta de los padres.

"Los padres han confiado en nosotros durante más de ochenta años gracias a nuestros juguetes y productos infantiles seguros, pero sabemos que debemos seguir ganándonos su confianza a diario", dice Kitty Pilarz, vicepresidenta de Seguridad del producto y Cumplimiento normativo de Fisher-Price. "Por ello, cada vez que iniciamos el diseño de un concepto nuevo, nos aseguramos de que nuestros productos sean lo más seguros posible".

Más allá de los estándares exigidos

Disponemos de un gran equipo de ingenieros de calidad que trabaja junto a grupos de diseñadores para cerciorarse de que, además de cumplir con las normativas de seguridad nacionales y los estándares internacionales, todos nuestros productos superan los exigentes requisitos de calidad de Fisher-Price y satisfacen las expectativas de nuestros consumidores. Para conseguirlo, es necesario realizar numerosas pruebas durante todo el proceso de diseño.

"Los padres han confiado en nosotros durante más de ochenta años gracias a nuestros juguetes y productos infantiles seguros, pero sabemos que debemos seguir ganándonos su confianza a diario".
Kitty Pilarz,
vicepresidenta de Seguridad del producto
y Cumplimiento normativo

Seguridad para varias generaciones

"Sabemos que los niños tiran los juguetes, los muerden y les dan golpes. Nuestros productos están preparados para ser tirados, doblados, empujados, lavados, secados e incluso pisados", dice Kitty. "Las familias se prestan juguetes o los comparten con amigos, así que todos nuestros productos tienen que estar pensados para que los puedan usar varios niños. Por eso llevamos a cabo unas pruebas tan rigurosas".


Escuchar a los consumidores

"Nos encanta recibir comentarios de nuestros consumidores, ya que nos resultan fundamentales para diseñar productos mejores", dice Gary Cocchiarella, director de Atención al consumidor. "Las familias no dudan en exponer sus opiniones, por eso las recopilamos, analizamos y compartimos con nuestros equipos. De este modo, podemos detectar y resolver cualquier problema rápidamente, además de mejorar nuestros diseños y procesos de fabricación".

Para probar algunas funciones específicas de nuestros productos, los técnicos tienen que inventar equipos mecánicos que activen interruptores, palancas y botones miles de veces.

disfruta de los suaves movimientos de su hamaca o se dedica a aporrear uno de sus juguetes preferidos. Mientras tanto, tú puedes relajarte. Los juguetes y productos de Fisher-Price tienen que superar pruebas muy duras y exigentes antes de llegar al comedor de tu casa.
más información de seguridad

VOLVER A TODAS LAS CATEGORÍAS