Hamaca crece conmigo

Hamaca crece conmigo

Primero sirve como hamaca o sillita fija con dos juguetes colgantes que el bebé puede tocar. Luego, a medida que el niño crece, ¡la barra de juguetes se puede desmontar fácilmente para convertir el asiento en una mecedora! (Hasta 18 kg). Además, con su respaldo reclinable de dos posiciones, vibraciones relajantes y un acolchado encantador (lavable a máquina), a tu peque y a ti os encantará esta hamaca. ¡Aprender es divertido! Habilidades sensoriales: Desde los entretenidos juguetes colgantes hasta las vibraciones relajantes del asiento, esta hamaca puede estimular los sentidos del niño o reconfortarlo. Motricidad gruesa: Cuando el niño coge y da golpecitos a los juguetes colgantes, refuerza la motricidad gruesa. Seguridad y felicidad: Un cómodo asiento y vibraciones relajantes ayudan al bebé a estar tranquilo.
Leer más
Primero sirve como hamaca o sillita fija con dos juguetes colgantes que el bebé puede tocar. Luego, a medida que el niño crece, ¡la barra de juguetes se puede desmontar fácilmente para convertir el asiento en una mecedora! (Hasta 18 kg). Además, con su respaldo reclinable de dos posiciones, vibraciones relajantes y un acolchado encantador (lavable a máquina), a tu peque y a ti os encantará esta hamaca. ¡Aprender es divertido! Habilidades sensoriales: Desde los entretenidos juguetes colgantes hasta las vibraciones relajantes del asiento, esta hamaca puede estimular los sentidos del niño o reconfortarlo. Motricidad gruesa: Cuando el niño coge y da golpecitos a los juguetes colgantes, refuerza la motricidad gruesa. Seguridad y felicidad: Un cómodo asiento y vibraciones relajantes ayudan al bebé a estar tranquilo.
Leer más