Centro de actividades 2 en 1

Centro de actividades 2 en 1

Tu hijo se lo pasará en grande con este juguete 2 en 1 con temática de safari que se adapta a su desarrollo. Cuando el niño esté preparado para sentarse en el cómodo asiento de tela, una plataforma llena de animales de juguete y varias actividades entretenidas lo animarán a girar 360 grados y explorar todos los ángulos. A medida que el niño crezca, el Centro de actividades 2 en 1 se puede convertir en una mesa de juego a la que se puede acoplar un tobogán. Cada vez que el niño realiza una acción, el juguete lo premia con canciones y sonidos divertidos para animarlo a seguir descubriendo. Aprender es divertido. Motricidad gruesa: Este juguete contribuye a potenciar la motricidad gruesa del niño, como aprender a sentarse e interactuar con los juguetes, y a levantarse y dar la vuelta alrededor de la mesa para jugar con los muñecos y el tobogán. Habilidades sensoriales: Los colores vivos y la variedad de sonidos y texturas estimulan los sentidos de la vista, el oído y el tacto del niño. Curiosidad: Mientras el niño descubre la variedad de actividades, como el tobogán en espiral, tiene un primer contacto con la relación causa-efecto. Solo se debe utilizar con niños que ya puedan aguantar la cabeza por sí solos y que no sepan andar o trepar para salir del centro de actividades.
Leer más
Tu hijo se lo pasará en grande con este juguete 2 en 1 con temática de safari que se adapta a su desarrollo. Cuando el niño esté preparado para sentarse en el cómodo asiento de tela, una plataforma llena de animales de juguete y varias actividades entretenidas lo animarán a girar 360 grados y explorar todos los ángulos. A medida que el niño crezca, el Centro de actividades 2 en 1 se puede convertir en una mesa de juego a la que se puede acoplar un tobogán. Cada vez que el niño realiza una acción, el juguete lo premia con canciones y sonidos divertidos para animarlo a seguir descubriendo. Aprender es divertido. Motricidad gruesa: Este juguete contribuye a potenciar la motricidad gruesa del niño, como aprender a sentarse e interactuar con los juguetes, y a levantarse y dar la vuelta alrededor de la mesa para jugar con los muñecos y el tobogán. Habilidades sensoriales: Los colores vivos y la variedad de sonidos y texturas estimulan los sentidos de la vista, el oído y el tacto del niño. Curiosidad: Mientras el niño descubre la variedad de actividades, como el tobogán en espiral, tiene un primer contacto con la relación causa-efecto. Solo se debe utilizar con niños que ya puedan aguantar la cabeza por sí solos y que no sepan andar o trepar para salir del centro de actividades.
Leer más