Bañera crece conmigo

Bañera crece conmigo

El bebé no necesitará nada más para bañarse gracias a las tres etapas de crecimiento de esta práctica bañera, que incluye una hamaquita para recién nacidos. En la primera etapa, la suave hamaquita para recién nacidos (lavable a máquina) sirve para sostener al bebé dentro del agua en una posición ligeramente inclinada. Cuando el niño ya está listo para la segunda etapa, la hamaquita se ajusta fácilmente para ofrecer el apoyo necesario y una posición más incorporada. De este modo, se evita que el niño se escurra entre los brazos y se deslice en la bañera. Los dos vasitos en forma de pez resultan muy prácticos para lavar y aclarar al niño. Además, cuando el niño crece, ¡los vasitos se convierten en dos divertidos juguetes de agua para la hora del baño! En la tercera etapa, se retira la hamaquita para que el niño tenga más espacio para sentarse y jugar en la bañera. ¡En esta etapa, la hamaquita se convierte en un bolso de malla que se puede colgar para secar y guardar los juguetes de la bañera! La bañera tiene la forma y el tamaño perfectos para cada una de las tres etapas, con una boca incorporada para verter el agua y un tapón para vaciar y secar la bañera rápida y fácilmente. ¡Ya no hará falta llenar la bañera de casa ni vaciarla tras cada bañito!
Leer más
El bebé no necesitará nada más para bañarse gracias a las tres etapas de crecimiento de esta práctica bañera, que incluye una hamaquita para recién nacidos. En la primera etapa, la suave hamaquita para recién nacidos (lavable a máquina) sirve para sostener al bebé dentro del agua en una posición ligeramente inclinada. Cuando el niño ya está listo para la segunda etapa, la hamaquita se ajusta fácilmente para ofrecer el apoyo necesario y una posición más incorporada. De este modo, se evita que el niño se escurra entre los brazos y se deslice en la bañera. Los dos vasitos en forma de pez resultan muy prácticos para lavar y aclarar al niño. Además, cuando el niño crece, ¡los vasitos se convierten en dos divertidos juguetes de agua para la hora del baño! En la tercera etapa, se retira la hamaquita para que el niño tenga más espacio para sentarse y jugar en la bañera. ¡En esta etapa, la hamaquita se convierte en un bolso de malla que se puede colgar para secar y guardar los juguetes de la bañera! La bañera tiene la forma y el tamaño perfectos para cada una de las tres etapas, con una boca incorporada para verter el agua y un tapón para vaciar y secar la bañera rápida y fácilmente. ¡Ya no hará falta llenar la bañera de casa ni vaciarla tras cada bañito!
Leer más