Artículos y temas
Consejos para el éxito de la lactancia
Los senos le pueden doler porque están repletos de leche (se sienten pesados y adoloridos). Alivie esta molestia lactando al bebé. También puede sacarse un poco de leche materna y ponerla en un biberón para que el padre pueda alimentar a la criatura de vez en cuando. Una ducha caliente también le aliviará el dolor en los senos. Si tiene el problema contrario --le preocupa que el cuerpo no está produciendo suficiente leche--, la solución natural es la misma: lacte al bebé. El cuerpo satisfará la demanda con un mayor suministro. (Nota aparte: El tamaño de los senos no tiene nada que ver con cuánta leche puede producir; todas las mujeres tienen suficientes conductos de leche.)

Mientras lacte, el cuerpo necesitará calorías extras que quemar, así es que trate de no perder mucho peso reduciendo el consumo de alimentos. Continúe con el mismo tipo de dieta balanceada y saludable que tenía durante el embarazo (incluidos los ocho vasos de agua al día) y siga tomando vitaminas prenatales mientras esté lactando. Vigile el consumo de cafeína y alcohol (si el consumo es más que ocasional, discútalo con el doctor). Lo único que debe considerar absolutamente prohibido sin la autorización del médico es cualquier droga o medicamento, ya que algunas son capaces de pasar a la leche materna y hacerle daño al bebé. Así es que asegúrese de tener el consentimiento del doctor.

A esta edad, la alimentación típica durará de 10 a 15 minutos en cada seno. El recién nacido debe estar de frente a usted, barriga frente a barriga. Coloque una almohada debajo del bebé para soporte. Estimule al bebé a que abra bien la boca y muévalo rápidamente hacia el seno; asegúrese de que tenga el pezón completo en la boca. Muchas madres primerizas dicen que las primeras alimentaciones pueden ser incómodas, pero un consultor en lactancia le puede enseñar cómo hacerlo mejor. Por ejemplo, aprenderá a separarle más los labios al bebé, a extraerse leche antes de lactar para estimular el pezón ya darse masaje en los senos después de alimentarlo.

Cómo sacarle los gases al bebé

Al bebé hay que sacarle los gases al menos una vez cada vez que lo alimente para ayudar a sacarle el aire del estómago. Siéntelo en la falda y sóbele la espalda o déle palmaditas suaves, o colóquelo sobre el hombro al estilo tradicional. No tiene que dar palmaditas muy fuertes para extraerle los gases.