Artículos y temas
¿Cómo hablarles a los pequeños sobre el divorcio?
Nunca he conocido a un padre que no haya sentido escalofrío al pensar que tiene que comunicarles a sus hijos que mamá y papá se van a divorciar. Le demostraré una manera de explicarles el divorcio por medio del dibujo. He encontrado que las ilustraciones son muy eficaces en ayudar a los niños a entender lo que significa el divorcio, y siempre las uso en mi práctica. Funcionan mejor con niños entre las edades de 3 y 10 años.

Primero, busque una hoja de papel en blanco, más grande que el tamaño estándar. Segundo, localice un marcador. Escoja un color agradable, como azul o verde. Tercero, dibuje una casa en la parte superior del papel (le sugiero que centralice el dibujo). No tiene que ser un dibujo artístico, sólo haga un cuadrado con un triángulo encima y tal vez una ventana y una puerta. Dibuje figuras de palitos para representar al papá, la mamá y los niños.

Cuando llegue el momento de explicarles el divorcio, haga los dibujos delante de ellos, así que practique de antemano los dibujos y las explicaciones. Dígales algo como: "Quiero enseñarles algo. Voy a hacer varios dibujos y quiero que me observen.”. Luego dibuje la casa con las figuras de palitos. Una vez haya dibujado la casa que representa la vida familiar actual, dígales: "Ahora vean lo que voy a hacer.". Mientras observan, dibuje una casa en el lado izquierdo del papel y otra en el lado derecho. Ahora tiene tres casas, una en la parte superior al centro y dos más abajo a cada lado.

Luego explíqueles que: "Papá y yo (o mamá y yo) hemos decidido vivir en dos casas.". Dibuje una figura en la casa de la izquierda para representar al papá y otra en la casa de la derecha para representar a la mamá. Añada los niños a la casa de la mamá. Continúe explicándoles: "Ésta es la casa de papá y ésta es la casa de mamá". Dígales: "Mamá y papá trataron mucho mucho, pero simplemente no pueden llevarse bien, así que decidieron vivir separados, en casas aparte.". Luego dibuje una línea desde la casa de la izquierda a la de la derecha y otra en dirección contraria y dígales: “Ustedes irán a casa de papá para estar con él y regresarán a casa de mamá para estar con mamá. Seguiremos siendo una familia, pero diferente".

Ahora le explicaré por qué coloqué a los niños en casa de la mamá. Cada divorcio es diferente, pero en la mayoría de los casos, el papá es quien se va de la casa y la mamá es quien se queda con los niños la mayor parte del tiempo. Hoy día, con ambos padres trabajando fuera, éstos tienen que planificar su tiempo de acuerdo con su itinerario de trabajo. En cierta manera, esto es bueno porque obliga a los padres a compartir los hijos de manera más equitativa, en vez de tratar de robárselos uno al otro. Además, a los niños de familias divorciadas les va mejor cuando siguen apegados a ambos padres.

Siéntanse en la libertad de improvisar sus explicaciones, pero tenga cuidado de no culpar a su cónyuge, a pesar de que uno tenga más culpa que otra. En este nivel, es mejor que los niños sepan que ambos padres han tratado de hacer que las cosas funcionen. Definitivamente evite dar detalles específicos como que mamá tuvo una aventura extramarital o que papá tenía una novia, porque ese es asunto de adultos y no de niños. Información como ésta sólo confunde e hiere a los niños, y ellos son demasiado pequeños para lidiar con el problema. Tenga en mente que a pesar de que su meta es divorciarse de su cónyuge, usted no quiere que sus hijos se divorcien de ninguno de sus padres. Los niños pueden sobrevivir un divorcio, siempre y cuando los padres no los coloquen en el medio ni los fuercen a escoger uno de los dos lados.

Una vez haya completado los dibujos y las explicaciones, conteste todas las preguntas que los niños puedan tener. Dé seguimiento con cuentos sobre familias que se han divorciado. Las librerías tienen muchos libros de cuentos que pueden ayudar a los niños a comprender mejor lo que significa el divorcio, cómo los afectará y cómo cientos de niños tiene padres en dos casas diferentes. Puede leer el libro: “Mom’s House, Dad’s House: How Parents Can Make Two Homes for Their Children After Divorce” por Isolina Ricci, Ph.D.

Por último, le recomiendo que consulte a un terapeuta de familia sobre cómo ayudar mejor a sus hijos a lidiar con el divorcio y a ajustarse a su nueva vida familiar. Cada vez más familias buscan este tipo de ayuda para minimizar el riesgo de que sus hijos se afecten emocionalmente. El divorcio es una oportunidad para crear una vida mejor, y se puede lograr si los padres les dan prioridad a sus hijos.