Artículos y temas
Jugando para quedarse las cosas que lograron: La importancia del juego en los pequeños
Las niñas y niños alrededor del mundo, desde los que viven en las familias más sofisticadas en ciudades muy grandes hasta los que viven en aldeas remotas dentro de países en desarrollo pasan mucho tiempo "sólo jugando". Obviamente nada más los adultos ponen la palabra "sólo" en la frase anterior, implicando que de alguna manera es un placer, al cual únicamente tienen derecho los niños más pequeños y que no sucede gran cosa cuando juegan.

Esto esta totalmente alejado de la realidad, ya que mucho sucede cuando los pequeños están "sólo jugando". Están desarrollando habilidades, hábitos y actitudes que se quedarán con ellos a lo largo de sus vidas. Mientras juegan aprenden a lidiar con frustración, continúan tratando de mejorar, compartir con otros, darle expresión vocal a sus pensamientos y fantasías. Literalmente juegan para quedarse con las cosas que lograron.

Como llorar o caminar o hacer sonidos, a las niñas y niños no se les tiene que enseñar a jugar. Eso no significa que sus padres y profesores no sean importantes para ayudarles a avanzar y desarrollarse a través del juego, ya que la interacción con alguien más es crítica en el proceso. Pero las niñas y niños pequeños juegan, totalmente por su cuenta y comúnmente con los juguetes más rudimentarios. He visto niños pequeños en Guatemala empujar la parte de abajo de una caja de cerillos en una pared mientras hacían sonidos de autos. Y con deleite he visto niños en la India estirar sus brazos como si fueran alas, hacer ruidos de motor y correr por allí pretendiendo ser aviones. Y esos comportamientos no son únicos de la era moderna: se han encontrado restos de muñecas junto a momias de niñas que tienen miles de años.

Aunque el juego es importante para personas de todas las edades (observa el reciente furor en adultos por mantenerse en forma, adultos "sólo jugando"), es especialmente significativo e importante para los pequeños. De hecho el juego es su trabajo y le dedican una gran cantidad de energía y esfuerzo. Si dudas esto sólo observa por unos minutos a un pequeño de 1 año de edad como lucha por poner un aro en un cono de color, u observa desde un segundo plano como un pequeño de 3 años intenta encajar una pieza de rompecabezas en su lugar. O si se lanzan rodando una pelota, tú y un pequeño de 2 años, seguramente tu serás quien quiera dejar de jugar primero; ya que ellos comúnmente quieren seguir y seguir.

Hay por lo menos tres maneras en las cuales el juego es importante para los pequeños: desarrollo de habilidades, desarrollo social e imaginación y creatividad. El aprendizaje se da en todas las áreas de desarrollo cuando juegan, del mismo modo el aprendizaje es para conservarlo cuando lo "logran".

Podemos presenciar el desarrollo de habilidades mientras vemos a los pequeños jugar con sus juguetes. Cuando los pequeños tratan de alcanzar y hacer algo con una sonaja están aprendiendo a coordinar los movimientos de sus manos con lo que sus ojos ven. El gran Pediatra Dr. Arnold Gesell una vez escribió que "La mente del humano esta hecha a mano". Esta declaración reconoce la gran importancia de que un pequeño tenga objetos estimulantes en sus manos y los pueda escuchar, sentir y manipular. Y mientras los pequeños luchan por ocasionar el efecto deseado en un juguete descubren que no siempre es fácil. Se dan cuenta de que tal vez hay un problema que resolver y que tienen que practicar para adquirir y mejorar las habilidades necesarias para conseguir sus metas.

jugar con otras niñas y niños es crucial para el desarrollo de sus habilidades sociales. Al principio los adultos son sus principales compañeros de juego, pero pronto están ansiosos por interactuar con niñas y niños de edades cercanas. Y es a través de dicho juego que aprenden como llevarse bien con otros: golpear les puede conseguir un juguete deseado, pero les hace perder un amigo igualmente deseado; las demás niñas y niños tienen necesidades al igual que ellos; compartir y bondad les traen más recompensas que arrebatar y empujar.

El juego es el crisol en el que la imaginación y la creatividad se pueden cultivar y expresar. La niña o el niño que pretende ser un vaquero, una madre, un hada, o un bombero esta demostrando cierto conocimiento de esos papeles y esta trabajando a través de sus propias ideas acerca de todo lo que implican. Y el pequeño que le da nalgadas a una muñeca mientras dice "¡No quiero que lo vuelvas a hacer!" esta soltando algunos de sus impulsos agresivos a través del camino imaginario en vez de intentar un ataque directo a otra persona. El juego proporciona este escape para los pequeños.

En otros artículos trataré a profundidad cada una de estas funciones del juego--desarrollo de habilidades, desarrollo social y creatividad. Con esperanza te ayudarán a suprimir cualquier tendencia que puedas tener de criticar a tu pequeño por querer jugar todo el tiempo. Los pequeños realmente juegan y juegan para quedarse con los logros.
Dr. Bettye M. Caldwell Ph.D. Professor of Pediatrics in Child Development and Education