Artículos y temas
¿Cómo induce el juego al aprendizaje?
Durante el primer año no hay una distinción entre el juego y el aprendizaje. Mientras más juega el bebé con los objetos en el mundo, más aprenderá acerca de ellos. Por ejemplo, hablemos de las formas: el bebé aprende que algunas cosas ruedan y otras cosas no; algunas cosas se pueden apilar en montones y otras no. Y el tamaño: El bebé aprende que las cosas pequeñas caben dentro de las cosas grandes, pero que lo contrario no es posible. Mientras tu bebé aprende más acerca del mundo tú te sentirás orgullosa de los logros que estás presenciando y al mismo tiempo tu bebé se empezará a sentir exitoso. Esta sensación de logro es crucial para el desarrollo de tu bebé y para tu sentido de orgullo como madre o padre. Los papás pueden mostrarle un objeto al bebé para que se estire y lo tome; siendo esto un logro en sí mismo, el cual merece tus alegres felicitaciones. Cuando le das a tu bebé el sentido del reconocimiento y de la aprobación verás una respuesta inmediata en forma de sonrisa o de un movimiento rápido de las manos. Cuando premias a tu bebé por cualquier cosa que haya logrado (incluso un sencillo juego de "¿dónde esta?") le estarás dando una imagen propia positiva. Con este sentimiento de confianza y optimismo tu bebé crecerá para convertirse en pequeño con gran confianza en sí mismo y capaz de afrontar nuevos retos en un instante.

Para los bebés el juego realmente es aprendizaje. Es a través de la experiencia del juego que aprenden más acerca del mundo a su alrededor. Y la exploración es el estimulante del aprendizaje. Si los bebés son alentados a esta edad, se convertirán en exploradores activos y aprendices a lo largo de su niñez. Tu bebé aprende acerca de los objetos al manipularlos, y mientras más cosas manipula más aprende. Cuando el bebé se pregunta: ¿Qué tipo de sonido hará esto cuando lo tiro dentro de la cubeta? ¿Cómo puedo encajar estas extrañas piezas juntas? Mi torre de bloques queda mejor si pongo los bloques grandes abajo, ¿no es así?, es la manera con la cual el bebé obtiene las respuestas: a través del juego.

Con cada nuevo descubrimiento, la diversión y el aprendizaje llegan a un nuevo nivel. Cuando los juguetes ofrecen varias actividades con nuevos retos, los bebés fortalecen y forman nuevas habilidades. Estos anticipados y a veces temblorosos intentos de dominar una nueva habilidad requieren de muchas sesiones de práctica. Como cada nueva madre o padre averiguará muy pronto, los bebés pueden empujar, jalar y coger. Pero en el principio, los bebés a menudo no pueden tener el control de movimientos finos de su muñeca y dedos, los cuales son requeridos para maniobras delicadas, tales como apretar un botón en un teléfono. Esas habilidades llegaran pronto.

Una de las lecciones más importantes para los padres es la siguiente: ten cuidado al esperar mucho en poco tiempo o bien, de brindarle al bebé oportunidades que niñas y niños de su edad aún no pueden lograr. Si por ejemplo, le das a un bebé un juguete que es para bebés más pequeños y esto ocasione que no pueda interactuar con él adecuadamente, ese bebé se sentirá frustrado y bloqueado, no inspirado y realizado. Al darle a tu bebé juguetes y centros de actividad apropiados para su edad lo estarás ayudando a crear ese sentimiento de aprendizaje y logro desde una temprana edad.
Dr. Bettye M. Caldwell Ph.D. Professor of Pediatrics in Child Development and Education