Articles and Topics
¿Qué necesito para alimentarlo con biberón?
Los biberones vienen en dos tamaños: cuatro y ocho onzas. Casi todos están hechos de un plástico liviano en una variedad de formas y colores.

Necesitará:
  • 4 biberones de cuatro onzas
  • 8 biberones de ocho onzas
  • 10 mamaderas
  • 8 aros para las mamaderas
  • 8 cubiertas para las mamaderas
  • 1 cepillo para lavar botellas
  • 1 cepillo para lavar mamaderas

    Todos estos artículos se pueden adquirir en una juguetería, el supermercado, la farmacia, una tienda de descuento o una tienda de artículos para bebé.

    Las formas y los colores
    Algunos biberones tienen una forma especial para hacerlos más fáciles de agarrar para los bebés mayorcitos, mientras que otros tienen un doblez en la parte de abajo para evitar que el bebé trague aire. Los biberones también vienen en diversos colores y diseños. Aunque le parezca que el biberón verde se verá fantástico con el trajecito de cuadros que la tía Estela le envió, es mejor que utilice biberones transparentes al principio para que se asegure de lavarlos bien.

    La conveniencia de los biberones desechables
    Existe un tipo de biberón desechable. El revestimiento interior de plástico se saca y se echa a la basura. Puesto que la fórmula únicamente entra en contacto con este revestimiento, no es necesario limpiar el biberón tan meticulosamente (aunque sí tiene que lavar bien las mamaderas y los aros). Aunque los revestimientos interiores se venden en grandes cantidades, estos biberones siguen siendo más caros.

    Las mamaderas
    Las mamaderas trean varias configuraciones diferentes y están hechas de goma, vinilo o silicona. También varían en cuanto a la capacidad de flujo. A algunos bebés les gustan más unas formas que otras. A otros no les gusta cambiar de una forma a otra, así es que tan pronto encuentre una que le funcione, continúe con esa. Los aros que sostienen las mamaderas en los biberones y las tapas que mantienen las mamaderas limpias pueden ser transparentes, blancos o en colores.

    El lavado a mano de los biberones
    Si lava a mano los biberones, necesitará un cepillo para botellas para que pueda alcanzar todas las esquinas. Preste particular atención a las vetas de los aros, donde la fórmula se acumula fácilmente. Es mejor limpiar los biberones al poco tiempo de usarlos para que la fórmula no se seque dentro y se pegue.