Articles and Topics
Las visitas al doctor
Aunque usted es quien cuida de la salud del bebé diariamente, dependerá en gran medida del pediatra. Durante el primer año, el bebé deberá visitar al pediatra para seis chequeos de rutina; éstas son las visitas que se hacen aunque el bebé esté saludable, sólo para asegurarse de que todo se esté desarrollando como es debido. En estas ocasiones, el médico también le administrará las vacunas de inmunización que son tan importantes.

La Academia Americana de Pediatría recomienda que la primera visita se efectúe cuando el bebé tenga de dos a cuatro semanas de nacido. Luego, el bebé debe visitar al doctor cuando tenga dos, cuatro, seis y nueve meses, y cuando cumpla el año. Quizás el pediatra recomiende visitas más frecuentes si el bebé es primerizo o si sufre de ictericia.

En estas visitas, se pesará y medirá al bebé y se le dará una percentila (por ejemplo, quizás el bebé esté en la percentila 70 para estatura y en la 60 para peso). Esto le indica más o menos cuántos bebés son más altos (30 por ciento) y cuántos pesan más (40 por ciento) que el suyo, pero en general, en cuál percentila cae el bebé no es muy importante; el pediatra le brindará estas cifras para asegurarle que el bebé está creciendo a un ritmo estable. (Si el bebé comienza en la percentila 60 para peso, pero en la próxima visita, cae en la percentila 30, ello podría indicar que existe un problema. Lo mismo sucedería si sube de repente a la percentila 90.)

Además de ponerle las vacunas al bebé y verificar su crecimiento y desarrollo, el pediatra debe aprovechar estas visitas para charlar sobre una amplia gama de temas relacionados con el cuidado del bebé. En la primera visita, deben discutir el asunto de la lactancia o la alimentación y cómo le está yendo en general; también debe hablar sobre cuáles son las posibles señales de que el bebé no esté bien de salud. A los dos meses, deben discutir los patrones de sueño del niño y a los cuatro meses, la introducción de alimentos sólidos. Luego de los seis meses, probablemente hablen sobre acontecimientos importantes en el desarrollo del bebé como ponerse de pie, caminar y comer sin ayuda, así como de las medidas de seguridad que debe tomar en el hogar, más la importancia de leerle al niño y de jugar con él.