Articles and Topics
Deben hablar los padres

El lenguaje maternal es un término informal para el tipo de lenguaje que las madres (y otras personas encargadas) usan cuando le hablan al bebé. El lenguaje maternal que muchas madres utilizan automáticamente, es una manera eficaz de comunicarse con el bebé. Aunque el bebé no entienda el significado de sus palabras, el lenguaje maternal puede hacer más accesible el lenguaje para el bebé.

El tono de voz y las expresiones faciales

Casi todos los bebés se sienten atraídos naturalmente hacia las voces con tonos más altos. Las mujeres suelen tener un tono más alto de voz que los hombres y muchas madres elevan aún más el tono de la voz cuando le hablan al bebé. Existen excepciones, así que trate un tono más bajo y mire a ver qué prefiere el bebé.

La expresividad exagerada es otro aspecto del lenguaje maternal. Los bebés responden a las expresiones faciales desmesuradas. Abra bien los ojos para mostrar deleite y sorpresa, y exagere la articulación de algunas palabras. Para el recién nacido, el contenido de lo que dice no es importante. Con el contacto visual y el tono de voz adecuado, mantendrá fascinado al bebé sin importar de qué esté hablando.

Cómo usar el lenguaje maternal

Sostenga conversaciones como si ambos estuvieran hablando. Haga una pregunta, espere por una respuesta (mirando al bebé en espera de la misma) y entonces ofrezca la respuesta. "¿Quieres agua?" (pausa). "¿Sí quieres?" (pausa). "¡Claro que te voy a dar agua!". A veces el bebé responderá con un sonido. Preste atención a su respuesta y reconózcala repitiéndosela.

Trate de usar palabras cortas u oraciones más simples. Hable de cosas que formen parte de la experiencia del bebé. De esa manera, a medida que el bebé va creciendo, podrá reconocer sonidos y palabras familiares.

Hablar como un bebé, utilizando muchísimos diminutivos, etc., no es una parte necesaria del lenguaje maternal. Claro que cuando el bebé comienza a emitir sonidos y asocia ciertos sonidos con sus significados particulares, usted puede seguirle el juego. Si se refiere a su gatito de felpa como "miaumiau", utilice el término también.

No altere el lenguaje para imitar el habla del bebé ("eque" en vez de "leche"). El bebé necesita escuchar la pronunciación correcta de las palabras para poderlas decir en el futuro.

El lenguaje maternal por lo general requiere una leve alteración de las reglas gramaticales y esto es algo que muchas madres hacen instintivamente. Los pronombres son escasos: "Mami cargará el camión de Pedro." es más fácil de comprender para el bebé que "Déjame que lo cargue por ti.".

Déjese llevar por el bebé.

Si le parece que el bebé está perdiendo interés en la conversación --si bosteza y mira para otro lado--probablemente sea hora de que deje de hablar. El punto del lenguaje maternal, al igual que cualquier otro lenguaje, es que la comunicación sea en dos direcciones. Demuéstrele al bebé que puede manifestar su humor y sus necesidades respondiendo a sus señales.

Cuando el bebé tenga una mayor comprensión, eleve el nivel de la conversación y la complejidad de la gramática que utilice. Así continuará modelando el habla para él, a la vez que responde a su capacidad de comprensión.