Articles and Topics
¿Cómo visto al bebé para los diferentes climas?
Evite salir si la temperatura está bajo el punto de congelación o a más de 80 grados. Proteja al bebé del viento, la lluvia, la nieve y los rayos directos del sol. A dondequiera que vaya a ir, considere el clima. Una buena regla general es simplemente vestir al bebé con tanta ropa como usted lleva. Si se siente suficientemente abrigado con una camiseta, eso es todo lo que el bebé necesita. Ni siquiera los bebés pequeñitos necesitan frazadas gruesas en un día de calor. Si viste al bebé con capas livianas, estará listo para los cambios de temperatura. Siéntale la piel del torso, los brazos o la parte trasera del cuello. Si lo siente frío, añada una capa; si está sudando, quítele una. Recuerde que los bebés son muy sensibles al sol. No olvide ponerle un sombrero cuando salga de la casa.

Si el clima está caliente, vista al bebé con ropa ligera que respire (algodón en vez de nilón). Los colores claros reflejarán los rayos del sol y lo mantendrán más fresco. Póngale pantalones de algodón livianos, un tope de mangas largas y una sombrero de ala ancha o una gorra para protegerlo. Cuando vaya del calor del exterior al frío del aire acondicionado en una habitación, cubra un poco al bebé con un suéter o una frazada para que no le dé frío.

Verifique con el pediatra antes de usar un protector solar si el bebé tiene menos de seis meses. Luego de eso, asegúrese de ponerle protector solar cada vez que lo exponga al sol; consulte al médico sobre qué tipo de protector usar. Sin importar cuál sea la edad del bebé, evite el sol de verano entre las 10 a.m. y las 3 p.m.

Manténganse en la sombra
Use la capucha del coche o una sombrilla portátil que se enganche en el coche cuando salga a pasear con el bebé en un día soleado. Cualquier parte del niño que quede expuesta (los brazos y las piernas, por ejemplo), se le puede quemar con el sol.

Si usa un cargador, preste suma atención al calor que el bebé pueda estar sintiendo. Si el cargador está hecho de terciopelo de cordoncillos (corduroy) o algún otro material pesado, el bebé se puede calentar en exceso. No olvide ponerle un sombrero y cubrirle los brazos y las piernas. Verifíquele el cuello, la espalda o el pecho para estar segura de que no se esté quemando con el sol.

Al igual que usted, el bebé debe tomar más líquidos de lo normal cuando el clima está caluroso. El agua, los jugos diluidos o la leche materna son buenas alternativas. Evite las bebidas deportivas por su alto contenido de azúcar y sal.

Qué hacer si el clima está frío
Para muchas personas, cubrir al bebé con frazadas y suéteres parece ser lo natural. Siga la misma regla que para el clima caliente: déjese llevar por el nivel de confort que usted sienta. Póngale todas las capas de ropa que usted necesite para mantenerse caliente y un gorro. Un sombrero con visor encima del gorro lo protegerá del sol de mediodía. Además, protéjalo de la lluvia, la nieve y los vientos fuertes.

Sin embargo, asegúrese de no exagerar con las frazadas cuando baje la temperatura. Si están dentro de la casa o en un auto con calefacción y sólo lleva puesta una camiseta y una chaqueta, no cubra al bebé con seis o siete capas. Le va a dar demasiado calor.

Si el bebé se queja o tiene frío, envuélvalo más. Si está muy callado o desganado, o si tiene calor o está sudando, está demasiado cubierto.