Articles and Topics
Decorando el cuarto de tu bebé
Cuando estés decorando el cuarto de tu bebé, toma en cuenta que su vista no se desarrollará por completo hasta aproximadamente el año de vida. Para un recién nacido, los contrastes altos de los objetos blanco y negro tienden a atraer su atención por mayor tiempo. Para el tercer mes, comenzará a buscar cosas que estén más lejos; al otro lado de la habitación, por ejemplo. Tu bebé distinguirá el color hasta los cuatro meses y no enfocará nada que esté a más de 30cm de distancia, pero le atraerán los colores primarios. Para darte una idea de lo que ve, entrecierra los ojos y observa alrededor del cuarto. Nota qué tan fácil es distinguir algo negro, blanco o rojo y cómo se pierden los tonos pastel. Los patrones sencillos son también más fáciles de ver que los sutiles.

Conforme la visión de tu bebé continúe madurando, todos los colores del arcoíris serán visibles. Así que podrías considerar un tema brillante para su cuarto. Los juguetes móviles son populares para los bebés pues cuelgan y se mueven en círculos que llaman su atención. Tu pequeño contemplará el móvil preguntándose si el objeto en movimiento está vivo, y poco después, ¡Si se mueve porque él hace que se mueva! Sujeta otros juguetes a un costado de la cuna para que el bebé los observe y después los alcance; por ejemplo, hay juguetes de peluche que pueden ajustarse al barandal de la cuna. Un espejo plástico para la cuna despertará el interés de tu pequeño en el segundo o tercer mes de vida.

Un juguete musical para la cuna lo divertirá mucho. De igual forma puedes poner música en cualquier lugar de su cuarto; para su segundo mes de vida volteará hacia el lugar de donde viene el sonido. Y no olvides que eres la mejor creadora de música de todas: ¡Cántale canciones a menudo!

Otra divertida área para organizar es el lugar donde alimentarás a tu bebé la mayor parte del tiempo. Muchas mamás compran una silla mecedora de madera sólida para su cuarto o el cuarto del pequeño. O ponen los accesorios para alimentar al pequeño, en una canasta cerca del sillón o de una silla cómoda. También resulta conveniente poner un teléfono cerca de dicha área.