icon-arrow-down icon icon-arrow-fill-down icon icon-arrow-next icon icon-arrow-prev icon icon-tag-close icon
3 años

3 años de edad

¿QUÉ OCURRE AHORA?

Con la imaginación en todo su apogeo, a los tres años el niño se inicia en la fase ideal del juego de imitación de roles. ¡A esta edad también le encanta hacer preguntas sobre todo! Diviértete fomentándole la expresión personal y el juego de exploración enriquecedor y observando cómo se vuelve más independiente.

  • Habilidades físicas
    ¡Le encanta moverse y no se puede estar quieto!
  • Habilidades cognoscitivas
    Comienza a compararse con otros
month tile

Así puede que juegue el niño de 3 años de edad:

Le gusta disfrazarse o jugar a que es otra persona

Le encanta moverse y no se puede estar quieto

Le reconforta escuchar que la gente lo ama

Comienza a compararse con otros

El juego básico con una pelota —atraparla o patearla— le puede mejorar el equilibrio y la coordinación

Es capaz de arrojar una pelota a corta distancia y la puede atrapar si se le dirige directamente a las manos

Comienza a dibujar rostros y personas

Puede hacer bolas, salchichas y figuras con plastilina

Sus garabatos comienzan a parecer escritura

Muestra compasión por los personajes de los cuentos

Los niños se desarrollan a su propio paso y pueden realizar grandes logros en diferentes etapas. Los logros mencionados en este sitio son solo una guía aproximada. Si tienes alguna pregunta sobre el desarrollo de tu hijo, consulta a tu proveedor de servicios médicos.

Montables de baterías

¡Ve los juguetes!
Ayuda a tu hijo a aprender más:
  • Comienza con instrucciones completas sobre cómo avanzar, detenerse y dar la vuelta con el volante o manubrio. Coloca el vehículo a la velocidad más baja para darle a tu pequeño tiempo de práctica.
  • Seguridad y confianza. Asegúrate de que el área donde tu pequeño andará sea segura y lo suficientemente grande para que pueda dar vueltas. Supervisa siempre de manera directa a tu hijo y asegúrate de que él conozca claramente los lugares por donde puede andar.
  • Practice makes perfect. Prepara un camino con obstáculos con conos de seguridad o de tráfico o bien, señales viales que pueden hacer juntos. Platícale a tu hijo sobre los símbolos viales básicos y enséñale los reales mientras conduces.
  • Tomar turnos. Si tu hijo comparte el vehículo con un hermano o un amigo, un cronómetro sería de gran ayuda ya que funcionaría como un "controlador" imparcial que indicará de quién es ahora turno para conducir.
  • Lugar de estacionamiento. Busca un lugar seguro para que tu hijo "estacione" su vehículo en tu garaje o techo, ya que será su responsabilidad regresarlo ahí cuando haya terminado de andar.

Autos, vehículos y juguetes a control remoto

¡Ve los juguetes!
Ayuda a tu hijo a aprender más:
  • En sus marcas, listos... Para diversión garantizada, juega en el piso al lado de tu hijo. Incluye otros vehículos al juego, ¡sin pensarlo estarán en una carrera!
  • Crea escenarios imaginativos de juego. ¿Necesitas reparar tu auto de carreras en el taller? Utiliza un set de herramientas para niños (con tu supervisión, sin duda) y añade aún más diversión. Dile a tu hijo el nombre de la herramienta y para qué se utiliza. Háblale sobre cómo se utilizan otras herramientas.

Juguetes de aprendizaje

¡Ve los juguetes!
Ayuda a tu hijo a aprender más:
  • Experimenta. Ayuda a tu hijo a probar las diferentes cosas que hace el juguete. Reconoce con cuáles actividades se siente más cómodo. El repetir las cosas una y otra vez es una parte normal y fundamental para el aprendizaje.
  • Nuevo y diferente. Presenta una amplia variedad de temas a tu pequeño. Si le interesa un tema en particular, obtén libros relacionados y videos de la biblioteca o bien, busca en internet hechos sobre ese tema.
  • ¿Es redondo? Impulsa las habilidades de razonamiento de tu pequeño con un juego de preguntas y respuestas. Piensa en una persona, lugar o cosa, y pídele que te haga preguntas de SÍ o NO para descubrir qué es. "Estoy pensando en algo que comimos hoy en el almuerzo." ("¿Es redondo?" ¿Es rojo? ¿Es crujiente? Cambia de papel para que ahora él sea el que conteste las preguntas.
  • ¡Ese es mi nombre! Muéstrale en dónde están las letras de su nombre en el teclado de la computadora y deja que las escriba. Imprímelas y pégalas en el refrigerador. Con el tiempo, reconocerá las letras de manera individual y verá cómo se agrupan para formar su nombre.
  • ¡Vamos a jugar! Encuentra juegos adecuados para sus diferentes edades en los sitios Web para niños. Al utilizar el teclado se puede mejorar las habilidades motoras finas, las cuáles utilizará al entrar al jardín de niños.

Juguetes para la simulación de roles

¡Ve los juguetes!
Ayuda a tu hijo a aprender más:
  • ¿Qué hacen? Si a tu hijo le interesa una ocupación o tema en particular, alimenta su curiosidad. Visita la biblioteca o conéctate en línea para buscar juntos sobre ese tema. Asiste a espectáculos o demostraciones en tus tiendas locales, centros de jardinería o de casa, o en ferias especializadas.
  • Dos cabezas son siempre mejor que una. Cuando tú y tu pequeño juntan su imaginación, te sorprenderá que tan real y divertido podrá ser el juego. Si el juguete es un maletín médico, crea un área para el consultorio del doctor o el hospital. Haz un letrero en la puerta: "Consultorio del doctor." Junta a deseosos pacientes (muñecas o muñecos de peluche estarán siempre listos para una revisión médica.) Coloca revistas y una silla en la sala de espera, con un teléfono de juguete para la recepcionista.
  • Qué comience el juego. Si tu hijo necesita un poco de ayuda para iniciar el juego, actúa como la recepcionista o la enfermera y sugiere "problemas" que se deben resolver. "La Sra. Martínez no se siente bien. ¿La puede atender de inmediato?"
  • Toma turnos para ser el doctor y la paciente de tu hijo, y escucha cuidadosamente lo que dice en cada uno de sus roles. Tendrás una nueva visión ¡y tu hijo una nueva confianza!
  • ¿Qué hay de comer? Con un juego de cocina pregunta: "¿Qué vas a preparar? ¿Qué le pondrás a la sopa? ¿Tienes que ir antes de compras? Ayúdale a medir, mezclar y verter.

Juguetes que estimulan la expresión creativa

¡Ve los juguetes!
Ayuda a tu hijo a aprender más:
  • Muestra interés por las creaciones de tu hijo. Si te es posible, deja lo que estés haciendo y ve a verlo cuando te diga, "¡Mira mami!" "¡Mira lo que hice!" o "¡Mira el baile que inventé!" Destina un tiempo especial para que puedas dedicarte a tu hijo. Pídele que demuestre su trabajo, y felicita sus habilidades.
  • Estimula la auto-explicación. ¿Te puede explicar por qué creó un cierto dibujo o video? o ¿Por qué piensa que su música suena de cierta manera? Estimula el hablar sobre ciertas ideas y sentimientos.
  • Captura recuerdos. Permítele a tu hijo tomar fotografías y documentar experiencias. Ayúdale a añadir efectos especiales o a integrar un marco digital divertido.
  • Música, maestro. Asegúrate de que tu hijo esté expuesto a la música y al arte. Realiza una visita a una galería o parque escultórico; atiende a recitales y conciertos dirigidos sólo para niños.
Buscar juguetes para otra edad: