¿Cambian las medidas de seguridad a medida que el bebé crece?
La seguridad siempre será importante, independientemente de la etapa en que se encuentre el bebé. Sin embargo, aunque algunas normas de seguridad generales siguen siendo las mismas, las más específicas cambian a medida que el bebé se desarrolla. Con cada nueva destreza, tendrá que reconsiderar el ambiente a su alrededor, a fin de que el niño pueda practicar sus nuevas habilidades sin exponerse a peligros.

Menearse y rodar
  • Déle soporte a la cabeza del bebé siempre que lo esté cambiando, sobre todo cuando lo bañe.
  • Prohíba las mascotas en el cuarto del bebé, sin importar cuán hermosos se vean juntos.
  • Acueste al bebé boca arriba para prevenir el Síndrome de Muerte Infantil Súbita.
  • No use coches para correr; es demasiado temprano para el bebé. Asegúrese de que el coche que use cumpla los estándares de seguridad.
  • No sostenga al bebé y un recipiente con líquido caliente al mismo tiempo.
Alcanzar y agarrar
  • Aleje los enseres, los objetos que se puedan romper y los cables del área del baño y el área para cambiar pañales.
  • Si el bebé es muy activo, comience cambiándole los pañales sobre una superficie que esté más cerca del suelo. De lo contrario, asegúrese de mantenerlo sostenido al menos con una mano todo el tiempo mientras lo cambia.
  • Baje el colchón de la cuna a la muesca del medio.
  • Use un asiento infantil para el auto o cada vez que salgan en algún otro vehículo, y colóquelo en medio del asiento trasero, mirando hacia atrás.
  • El baño resulta resbaladizo de por sí, de manera que mantenga el jabón, las lociones y los aceites completamente fuera del alcance del bebé.
  • Asegúrese de ponerle al bebé un sombrero que lo proteja del sol y de que lleve mangas cuando salgan de paseo. Póngale un toque de protector solar en la cara y en las manos.
Tocar y probar
  • Asegúrese de que la silla de comer tenga una base lo suficientemente ancha como para ofrecer total estabilidad. También asegúrese de que tenga un cinturón de seguridad para amarrar al bebé.
  • Mantenga los cubiertos y vasos fuera del alcance del bebé.
  • No permita que el bebé coma hojas, piedras o tierra que encuentre en el parque.
  • Si prepara su propia comida de bebé, mantenga todos los utensilios de preparación bien limpios. Congele los alimentos que no piense usar de inmediato.
Sentarse y gatear
  • No pierda de vista al bebé ni por un segundo. Cuando el niño adquiere movilidad se transforma en un explorador imparable.
  • Extienda las medidas de protección para el bebé a aquellas partes de la casa que el bebé pudiera visitar.
  • Cámbiele el pañal al bebé en el suelo o la cama en vez de sobre una superficie alta al nivel de la cintura.
  • Mantenga las cortinas o los cordones de las venecianas fuera del alcance del bebé.
  • Use cerrojos de seguridad en todos los gabinetes bajos y mueva todos los productos de limpieza a un gabinete alto, lejos de su alcance (los cerrojos no son suficientes).
  • Deshágase de las trampas, repelentes y venenos contra insectos que tenga en el suelo.
Caminar sostenido y caminar solo
  • Coloque una superficie suave, como una alfombrita o un colchón delgado, debajo de la cuna. De esta manera, si el bebé aprende a trepar y a salirse de la cuna, tendrá menos oportunidades de lastimarse las rodillas. Además, los juguetes que lance fuera de la cuna no se romperán tan fácilmente.
  • Al bebé ahora le encanta abrir puertas y ventanas. ¡Tenga cuidado con los dedos!
  • Coloque verjas en todas las escaleras.
  • Asegúrese de que las ventanas y la tela metálica protectora estén aseguradas con tarugos y cerraduras.
  • Mantenga al bebé cerca de usted cuando un animal desconocido se aproxime. Los pequeños son muy erráticos y pueden irritar incluso al perro más dócil.