Qué esperar de la primera visita prenatal
por Laura E. Stachel
La primera visita prenatal puede ser la más excitante y, sin duda, será la más minuciosa. Tal vez sea la primera vez que se confirme su embarazo, más la primera oportunidad de conocer al doctor o a la comadrona y de recibir información sobre lo que sucederá en los próximos meses. Invite a su cónyuge o pareja a que la acompañe a esta visita. Es una oportunidad para que hagan preguntas sobre el embarazo y comiencen a prepararse para los meses venideros. He aquí una lista de lo que se debe esperar de esta visita tan especial:

Historial médico. El proveedor de cuidados médicos querrá saber todo lo relacionado con su salud y la de su pareja, para poder prestarle la mejor atención médica posible durante el embarazo. Revise la lista de cotejo sobre el historial de salud prenatal que ofrecemos en este sitio para más detalles en cuanto qué información debe traer a la primera visita.

Examen general. Se le hará un examen de pies a cabeza para evaluar su condición de salud en general, incluidos el peso y la presión arterial.

Examen pélvico. El examen bimanual le permite al doctor o la comadrona evaluar la edad gestacional palpando el tamaño y la forma del útero. También se evalúa la estructura de los huesos pélvicos y la presencia de crecimientos como fibromas o quistes en los ovarios.

Examen cervical. Se le examinará el cuello del útero en busca de irregularidades o secreciones. Se le realizará una prueba de Papanicolau para determinar si existen células cervicales anormales y otras pruebas para verificar si sufre de alguna infección como clamidia y gonorrea.

Pruebas de sangre y de orina. Se le harán pruebas de sangre para averiguar el tipo sanguíneo, el nivel de anticuerpos, el recuento de células sanguíneas y si padece de sífilis, hepatitis, rubéola y VIH (con su permiso). Las pruebas de orina miden la cantidad de bacterias, azúcar y proteínas.

Pruebas genéticas. Puede que se le ofrezcan pruebas para detectar enfermedades hereditarias, como Tay-Sach, anemia depranocítica, fibrosis cística y la enfermedad de Canavan. Se le hablará sobre la opción de incluir un análisis de alfafetoproteínas (una prueba de sangre para detectar defectos del conducto neural y el síndrome de Down) y, si tiene más de 35 años de edad, una prueba cromosómica (amniocentesis o muestra de las vellosidades coriónicas [CVS]).

Examen de ultrasonido. En la primera visita, es posible que se le ordene o efectúe un ultrasonido. Este examen, que no causa dolor, utiliza las ondas de sonido para crear una imagen visual de su embarazo y resulta particularmente útil si el examen pélvico sugiere que el tamaño del útero no corresponde a la edad gestacional calculada o si existe una preocupación en cuanto a la viabilidad del embarazo.

Educación . Es casi seguro que recibirá información sobre temas como los suplementos nutritivos, la dieta (incluidos los alimentos que debe evitar), el ejercicio, el tratamiento de malestares comunes en las primeras etapas del embarazo y una perspectiva general de lo que sucederá durante el cuidado prenatal. Averigüe también cuál es el procedimiento para hacer consultas si surgen problemas entre visitas.