Artículos y temas
¿Qué sucede durante el parto?
Fase preliminar

Qué sucede: contracciones regulares cada 15 a 20 minutos que aumentan a intervalos de 5 minutos más tarde en esta fase. La cerviz se dilatará a 2 o 3 centímetros y romperá fuente.

Qué hacer: ¡Relájese! Tome una ducha; intente respiraciones de relajación; escuche música que la tranquilice. No se le permitirá comer durante el parto, así es que éste es el momento de ingerir una merienda ligera, como tostadas con jalea o yogurt y fruta. Además, asegúrese de tomar mucha agua. Camine, ya que esto puede ayudar a acelerar el trabajo de parto en esta etapa, y llame al médico o a la comadrona para notificarles lo que está pasando. Ya su acompañante debe haber puesto la maleta en el auto y debe ayudarla a medir las contracciones (desde el comienzo de una hasta el comienzo de la próxima). Aunque se vea tentada, no avise a nadie más todavía, ya que el bebé aún puede tardar mucho en nacer. Cuando rompe fuente, es hora de ir al hospital para ingresar y esperar en la sala de parto.

Fase activa

Qué sucede: la cerviz se dilata a 4 o hasta 7 centímetros y las contracciones se vuelven más fuertes y más frecuentes, cada 2 a 3 minutos más o menos, y duran unos 45 segundos. El dolor también se intensifica y puede que le sea difícil concentrarse en otra cosa que no sea en usted misma. La enfermera la estará vigilando para ver cómo progresa la dilatación.

Qué hacer: continúe moviéndose: camine, meza el cuerpo y cambie de posición a menudo. Todo lo que pueda hacer por mantenerse erguida y en movimiento ayudará a acelerar el parto. Su acompañante debe ayudarla a practicar las respiraciones y las técnicas de relajación, y a mantenerla cómoda. Con ese mismo fin, trate de sentarse en una silla con el espaldar hacia el frente de usted, colóquese sobre las manos y las rodillas o póngase de pie y recuéstese de su acompañante.

Intente relajarse: cierre los ojos y respire profundamente; pídale a su acompañante que le dé un masaje suave en la espalda o le lea. Chupe cubos de hielo o paletas de helado para refrescarse. Intente ir al baño una vez cada hora para vaciar la vejiga, pues esto permitirá que la cabeza del bebé se acomode en posición más fácilmente. Si sufre demasiado dolor, éste es el momento de solicitar que le administren el método para controlar el dolor que usted prefiera. Asegúrese de discutir con el doctor todas sus opciones con mucha antelación, porque querrá estar clara en cuanto a qué método se usará antes de necesitarlo realmente. (Su acompañante en el parto también debe estar informado.)

Fase de transición

Qué sucede: la cerviz se dilata a 8 y hasta 10 centímetros, el ancho máximo. Las contracciones son rápidas e intensas (algunas con menos de un minuto de intervalo) y duran un minuto o más. Quizás tenga náuseas y escalofríos, y mucho sudor o temblores. Probablemente sienta un increíble deseo de empujar en este momento, pero es necesario que lo resista.

Qué hacer: concéntrese en la respiración y las técnicas de relajación, porque la ayudarán a lidiar con el dolor y a mantenerse concentrada. Pídale a su acompañante que la ayude verbalmente a llevar el ritmo de las respiraciones si eso le sirve. Concéntrese en la contracción que está teniendo, no en la que vendrá. ¡Anímese, esta fase es la más corta y significa que el bebé está casi listo para hacer su debut!