Artículos y temas
El desarrollo físico del bebé: la primera semana

Si nunca ha visto a un recién nacido antes, la apariencia del bebé le puede sorprender. Puede tener una cabeza larga y puntiaguda, los ojos hinchados, una nariz achatada, y la piel azulada o grisácea. Todas estas condiciones son normales y comunes en un recién nacido.

Las marcas del nacimiento

La forma de la cabeza del bebé y la nariz achatada pueden ser el resultado de haber pasado por los huesos de la pelvis durante el parto. Los ojos pueden estar hinchados y rojizos y la parte superior de la cabeza pudo haberse magullado durante el nacimiento. La hinchazón de los ojos, en algunos bebés, se puede deber a una reacción alérgica al colirio de nitrato de plata aplicado durante el nacimiento. La hinchazón y la forma que toma la cabeza desaparecerán en cuestión de unos días. El color de la piel debe cambiar a uno más saludable.

Rasgos temporeros

El bebé puede tener toda su cabellera parada o muerta (pelo lacio), o tener poco o ningún pelo. El color del pelo con el que nace puede ser diferente al que tendrá permanentemente. Su cuerpo puede estar cubierto de.

una suave capa de pelo fino y negro llamada lanugo, la cual perderá durante los primeros meses de vida.

Puede que tenga las piernas dobladas o curveadas hacia adentro; la forma surge de lo apretado que estaba dentro del útero. Gradualmente se enderezarán. Es posible que la piel de las manos y los pies esté seca y se esté pelando.

Ictericia neonatal

El algún momento durante sus primeros días de vida, el bebé puede desarrollar ictericia, una condición muy común en los recién nacidos. Cuando el hígado, todavía inmaduro, comienza a trabajar mejor con los glóbulos rojos sobrantes que necesitaba antes de nacer, la va disminuyendo, por lo general ya para la segunda semana. Si lacta al bebé, la ictericia tardará más en desaparecer. El pediatra puede brindarle información adicional si el bebé tiene la condición.

Los efectos de las hormonas

La placenta libera hormonas femeninas justo antes del nacimiento. Por eso que muchos recién nacidos, tanto varones como hembras, nacen con los pechos hinchados. Algunos bebés nacen con el área genital hinchada. Es posible que segregue una sustancia blancuzca por los pechos y tenga sangrado vaginal (los varones no sangran debido a las hormonas). Estas condiciones son normales y desaparecerán en pocas semanas.

El peso del bebé

Durante su primera semana de vida, el bebé probablemente no muestre mucho crecimiento. Es normal que un bebé pierda peso durante los primeros días y luego vuelva a engordar. Para finales de la primera semana, es posible que ya pese lo mismo que pesó al nacer.