Artículos y temas
¿Cuándo debo usar una bomba para extraer la leche?
Si va a estar lejos del bebé durante el día o si le quiere dar un descanso a los senos, tendrá que extraerse la leche para poder alimentar al bebé. Lo más fácil es utilizar una bomba, la cual se consigue en cualquier tienda de artículos para bebé o se alquila en el hospital. La bomba manual es más barata que la eléctrica y funciona bien si sólo se va a extraer leche ocasionalmente para dar un descanso a los senos o porque va a trabajar. Sin embargo, si planifica hacerlo con regularidad, considere un modelo eléctrico, porque no tendrá que pasar casi ningún trabajo. Algunas bombas son dobles para poder vaciar ambos senos al mismo tiempo en menos de 15 minutos. La leche materna se conserva en el refrigerador hasta por 48 horas y en el congelador, hasta por seis meses. Extráigase la leche en el trabajo, almacénela en una neverita o en el refrigerador y cuando la niñera se la vaya a dar al bebé más tarde, dígale que debe agitar el biberón para distribuir la grasa en la leche de manera uniforme.

Si no está lactando con frecuencia, es importante que use la bomba; el cuerpo produce leche a base de la demanda y si no se extrae leche o lacta constantemente, comenzará a disminuir la producción de leche. Si el niño es prematuro, se puede extraer la leche aunque no pueda estar con él todavía, lo que asegurará su producción de leche más adelante. Las mujeres que trabajan se extraen la leche materna para que la niñera se la dé al bebé en el biberón.

Es difícil saber cuántas onzas de leche materna el bebé está consumiendo, pero debe orinar de seis a ocho pañales diarios y estar aumentando de peso.