Artículos y temas
¿Cómo puedo reconfortar al bebé?
No siempre resulta fácil averiguar qué hacer para tranquilizar el bebé. Para calmar a un bebé que esté llorando por otra razón que no sea hambre, el truco más viejo que existe es mecerlo en los brazos mientras lo arrulla. Una variante puede ser bailar con el bebé en brazos alrededor de la habitación. Elévelo, bájelo y varíe los pasos hasta encontrar uno que el bebé disfrute. Las madres modernas tienen el lujo de poder usar un columpio de bebé automático o un asiento rebotador mientras lo reconfortan con sus palabras.

Hay columpios de bebé a los que se le da cuerda y otros que operan con pilas. A la hora de seleccionar uno, evalúe cuán fácil se le haría sentar al bebé y sacarlo del columpio. Busque un modelo que no haga mucho ruido para que no despierte al bebé si se duerme. Otra consideración es su convertibilidad; por ejemplo, el columpio puede convertirse en una silla para comer u ofrecer movimiento lateral, además de hacia el frente y hacia atrás, como si fuera una cunita.