Artículos y temas
Páginas de diversión: Lo que tu pequeño aprende de los libros

Tu pequeño aprenderá a leer si haces que el leer juntos sea una actividad constante.

Siendo bebé tu pequeño amara escuchar tu voz. Disfrutara tomando y viendo libros con imágenes, incluso si no puede entender el cuento. Dentro de poco, los libros le enseñaran vocabulario, uso de las palabras, y habilidades comparativas--todo esto harán que su desarrollo del lenguaje sea más rápido. La lectura también enfoca e incrementa el nivel de atención de tu pequeño, a medida que intenta comprender la historia y el rol de cada personaje.

Reconocimiento de objetos

A las niñas y niños les gusta encontrar cosas que reconocen acerca de sus vidas en los libros--señalan un árbol o una casa, y probablemente vean un libro completo únicamente para encontrar una imagen de su ardilla favorita. Aprenden los sonidos que emiten los animales cuando imitas una vaca o un perro y aprenden conceptos cuando señalas figuras y colores en la página. Algunas niñas y niños aprenden a leer simplemente cuando conectan la palabra que les leen con la palabra en la página.

La imaginación de tu pequeño se expande con la lectura. De vez en cuando pregúntale cosas mientras leen juntos: "¿Qué crees que pase después?" "¿Cómo se siente el oso ahora?" "¿Qué esta buscando el ratón?" Esto hará que se interese más en la historia y en su significado. Después podrá usar esas nuevas ideas, emociones y roles de fantasía como un punto de partida para cuando juegue a pretender.

Los libros como un escape emocional

Los libros también le dan a tu pequeño una manera de enfrentarse a las emociones fuertes y cosas atemorizantes. Pone esas preocupaciones en palabras y le ofrece la tranquilidad de saber que los personajes están en situaciones parecidas (¡incluso si esos personajes son animales que piensan y hablan!).

Y probablemente lo mejor de todo es que los libros fomentan una sensación de intimidad. Al leer juntos le das a tu pequeño la oportunidad de contar con tu atención por completo y acurrucarse contigo.

Dr. Bettye M. Caldwell Ph.D. Professor of Pediatrics in Child Development and Education