icon-arrow-down icon icon-arrow-fill-down icon icon-arrow-next icon icon-arrow-prev icon icon-tag-close icon

Soluciones para el sueño

La Hora Ideal De Siesta en Cada Etapa

¿Cuántas siestas necesitan los niños? ¿Cuánto tiempo deben durar? ¿Cómo cambian año con año?

COMPARTE
Todos los padres primerizos saben sobre los retos (¡y recompensas!) de hacer dormir a un bebé durante la noche. Pero las siestas durante el día son clave, ya que afectan la manera en cómo el pequeño duerme durante la noche, así como su estado de ánimo durante el día. Aquí pueden ver que hacer en cada etapa

Recién nacidos (0 a 3 meses) ¿Qué pasa en esta etapa?: Al principio, las siestas son relativas, los recién nacidos no duermen con un horario y hay poca diferencia entre el día y la noche. (Normalmente duermen un aproximado de 16 o 17 horas al día, de acuerdo a la Academia Americana de Pediatría (American Academy of Pediatrics.)

Sin embargo, cerca de la semana 8 a la 12, podrás finalmente ver un patrón en el cuál tu pequeño comienza a estar despierto en el día y a dormir por la noche en un horario predecible, comenta Jodi A. Mindell, autora de Dormir toda la noche (Sleeping Through the Night), directora asociada del Centro del sueño del Hospital Infantil de Philadelphia, y Presidenta de la Junta de consejo del Consejo del sueño pediátrico (Pediatric Sleep Council). "Una vez que llegues a ese punto, descubrirás que tu bebé está listo para tomar siestas después de estar despierto hora y media o dos horas aproximadamente," afirma la Dra. Mindell. No te preocupes si no detectas un patrón a los 4 meses o más, algunos pequeños llegan a tardar más tiempo.

Cómo seguir una rutina: Busca señales para detectar que tu bebé está listo para su siesta, pueden ser molestias, ojos un poco rojos, mirada perdida o jalarse la oreja. También puedes ayudar a que tu bebé esté listo para una siesta. "Una rutina le dará la señal a tu bebé de que es hora para tranquilizarse un poco e ir a dormir," dice la Dra. Mindell. Por ejemplo, cierra las cortinas y persianas, lee un libro, canta una canción de cuna, habla en voz baja y tranquila, o bien, cualquier otra versión corta de tu rutina usual para la hora de dormir.

14 a 12 meses ¿Qué pasa en esta etapa?: Después de pasar los primeros tres meses, las siestas se vuelven un patrón más predecible. Entre los 4 y 8 meses, los bebés normalmente toman una siesta "puntual" en horas específicas durante el día o bien, toman siestas más cortas y más frecuentes después de haber estado despiertos durante dos horas, indica la Dra. Mindell. A los 9 meses, casi todos los bebés duermen a una hora puntual.

¿Qué tan largas son las siestas para los bebés a esta edad? De 4 a 6 meses, normalmente es una siesta de 3 a 4 horas dividida en 3 siestas, mientras que de los 6 a los 12 meses, es de dos a tres horas en una o dos siestas, dice Jennifer Waldburger, MSW (Maestría en trabajo social), co autora de La solución para dormir fácilmente (The Sleepeasy Solution)y co-fundadora de Planeta del sueño para padres (Sleepy Planet Parenting). Si tu bebé está tomando tres siestas, busca señales de que está listo para dejar la tercera: "Cuando los bebés comienzan con la transición de dejar su tercera siesta, entre los 6 y 9 meses, esa tercera siesta se vuelve más corta y le llamamos "siesta de parpadeo", es posible que dure de 20 a 30 minutos," afirma Waldburger.

Cómo lograr una rutina: Mantén la rutina de "volver a la tranquilidad" por unos diez o quince minutos antes de la hora de la siesta, dice Waldburger. También, recuesta a tu bebé cuando esté relajado, pero antes de que esté agotado. "Cuando los bebés están agotados, sus cuerpos producen una hormona de estrés llamada cortisol que hace más difícil que puedan tranquilizarse y que cause que se despierten durante periodos de sueño," indica Waldburger.

El momento ideal es cuando el bebé esté soñoliento pero aún despierto. "Al permitir que tu bebé se calme sin mecerlo o sin que tome leche para dormir ayuda a que cuando tenga un sueño mucho más ligero y se despierte, sepa cómo tranquilizarse," comenta Waldburger.

Niños (2 a 3 años) ¿Qué pasa en esta etapa?: "La mayoría de los pequeños en esta etapa toman una siesta por la tarde, casi siempre después de la comida," dice la Dra. Mindell. Puede durar de 90 minutos a 3 horas.

Cómo lograr una rutina: "Al pasar de dos a una siesta, se puede notar que la segunda siesta es muy arde y afecta la habilidad del pequeño para tranquilizarse en la noche o simplemente se rehúsan a tomar su segunda siesta," informa Waldburger. Es ahí donde sabes que deben dejar esa segunda siesta.

"Cuando tu hijo ya solamente tome una siesta, es importante que ésta sea a medio día," afirma Waldburger. Esto es entre 11.30 am. y 12:00 pm "Si tu pequeño aún toma una siesta por la mañana, poco a poco retrasa la hora de la siesta de 15 a 20 minutos más tarde por unos días, hasta que la hora de inicio sea a las 11.30 am." indica Waldburger.

Niños en edad preescolar (4 a 5 años) ¿Qué pasa en esta etapa? Muchos niños dejan de tomar siestas a los cuatro años, pero algunos siguen hasta la edad de 5. Para aquellos que aún toman siesta, normalmente la toman entre las 12 p.m. y la 1.30 p.m. (con un promedio de hora de dormir de 8 p.m) Sin embargo, aun cuando tu pequeño ya no esté tomando siestas, recuerda que necesita momentos de descanso. "A medida que tu pequeño crece, la hora de la siesta se reemplaza por "la hora de tranquilidad", afirma la Dra. Mindell. "Esto asegurará que todos tengan un momento de descanso durante el día y motivar a una siesta si es necesario."

Cómo lograr una rutina: Es fácil saber cuándo los niños ya no tomarán siestas. "Sabrás que tu pequeño ya no se queda dormido durante las siestas o bien que cuando no toma una siesta, está bien y no le afecta," concluye la Dra. Mindell.