icon-arrow-down icon icon-arrow-fill-down icon icon-arrow-next icon icon-arrow-prev icon icon-tag-close icon

La vida con el bebé

Dejar el chupón: Cómo y cuándo hacerlo

Decir adiós al chupón puede ser difícil. Aquí te ofrecemosayuda

COMPARTE
Se ocultan bajo la cuna y en la caja de los juguetes. Tienes uno en el auto, otro en tu bolso y por lo menos hay dossecándose en la rejilla del fregadero. Si eres la mamá de un bebé a quien le fascinan los chupones, es unaconstante. ¿Te preguntas cuándo decir adiós? Necesitas saber esto.

Hazlo pronto Durante el primer año de vida, el uso del chupóntiene beneficios de protección, podría reducir el riesgo de SMSL (Síndrome de muerte súbita del lactante).Pero después de los 12 meses, la mayoría de expertos concuerdan en que los padres deben retirar el chupón a losniños, dice la Dra. Eva Love, una pediatra en el Hospital del Niño de Cleveland. Limita su uso a los 2 años ydeséchalo a los 4, indica Love. "Después de este punto, el uso del chupón puede ocasionar la sobre-mordida,mordida abierta o cruzada, y cualquiera de ellas puede afectar la forma de masticar, el habla y la apariencia y requerircorrección con ortodoncia," indica Love.

Entre más pronto te puedas deshacer del chupón, será más fácil, indica Melanie Potock, patóloga delhabla y el lenguaje y coautora de Criando un comensal feliz y saludable. "Hay unperiodo de rápido crecimiento cognitivo alrededor de los dos años que ocasiona que tu pequeño se dé cuenta deque tiene un poco de control sobre ti y tus acciones," explica. Así que, cuando los pequeños alcanzan esos (a veces terribles) dos años, es más probable que protesten por la falta delchupón. Para los pequeños de 3, el apego es más emocional que físico, así que tu enfoque puede sermás bien una cuestión de hecho (ver 'Cómo explicar el concepto de roto', a continuación).

Introduce sustitutos Tu pequeño ya podría tener una mantaespecial o un peluche que le encante, si no es así, dale uno. "Empieza con algo suave como una cobija o un juguete que vibray dale otros que pueda masticar," añade Potock. Masticar reemplaza la acción de chupar que el bebé hacíacuando era más pequeño, pero para el cerebro es igual de relajante, agrega.

Cómo explicar el concepto de 'roto' El mundo es un lugar imperfectodonde incluso los chupones se rompen y deben retirarse. "Habla con tu hijo de la idea de que los objetos se rompen," dice Potock.Por ejemplo, si encuentras algo que ya no funciona, como un juguete o un marcador, puedes decir, "Está roto y no puedoarreglarlo, así que lo tenemos que tirar." Sigue hablando sobre esto a lo largo del día y cuando estés lista,corta el extremo del chupón. Cuando se lo enseñes a tu niño, puedes decirle que 'está roto' y despuésdeshazte de él. (Toma en cuenta que un chupón roto no es seguro pues representa peligro de ahogamiento.)

Cuenta el tiempo Puedes considerar el enfoque de los 3 días. "Elprimer día dile a tu pequeño que pronto dejará el chupón," indica Love. Sé breve (30 segundos) yrepítelo el segundo día, enfatizando que sucederá "mañana." El tercer día, junta los chupones con tupequeño y decidan dónde ponerlos.

Limita el uso Otro método es permitirlo solo en ciertos lugares enhoras específicas, explica Love. Podrías empezar manteniendo el chupón en casa y dejar de usarlo en el auto o enla guardería. Después de una semana más o menos, informa a tu hijo que solo lo usará en la cuna para lasiesta u hora de dormir.

Elige decir 'adiós' "Muchos padres los reciclan, se los dejan al 'Hadade los juguetes' a cambio de un regalo para el pequeño o los cosen dentro de un osito de chupones," comenta Love. El hijo deErin Farrell Talbot, Liam, llamaba a su chupón 'Didi,' así que ella le dijo sobre el Hada Didi. "Lo dejó cundotenía 3½ años a cambio de un juguete de 'niño grande' con control remoto," dice esta mamá de Nueva York.

Déjalo de una buena vez Sí, retirar el chupón tanrápido como quitarle un curita, y nunca ver hacia atrás, está totalmente bien. Y algunas veces, es lo únicoque funciona. "Traté de desaparecerlo y esperar lapsos más largos antes de dárselo de nuevo a Ben, pero elúnico método que funcionó fue tirarlos de una buena vez," dice Summer Blackhurst, una mamá de tres deKaysville, Utah. Ben hizo un gran berrinche y continuó con un par de pequeños berrinches los siguientes días, yeso fue todo. Sin importar cuál método elijas, mantente fuerte, recomienda Love. "No te rindas, incluso si tupequeño llora, grita y patalea. Sé firme y toma en cuenta que, como todas las transiciones importantes, estátambién pasará."