icon-arrow-down icon icon-arrow-fill-down icon icon-arrow-next icon icon-arrow-prev icon icon-tag-close icon

Divertirse juntos

10 juegos para el restaurante que puedes disfrutar con tus pequeños

Qué hacer mientras esperas que llegue la comida

COMPARTE
Ah, la emoción de una noche fuera con la familia: alguien más cocina, sirve y limpia. Y todo parece como una brillante indulgencia hasta que la comida se tarda mucho en llegar y alguien empieza a quejarse. Ahí es cuando entran en acción estos divertidos juegos para el restaurante que no solo los niños disfrutarán.

1. Piedra, papel o tijeras. ¿Te acuerdas de este? Es un juego simple que no requiere nada más que un puño, pero para los más pequeños puede ser una excelente forma de pasar el tiempo. Simplemente cuenta hasta tres y revela tu elección (piedra, papel o tijeras) y ve quién gana. La piedra vence a las tijeras. Las tijeras vencen al papel. El papel vence a la piedra. Si tienen el mismo objeto, vuelven a empezar. Nunca pasa de moda.

2. Magia con el paquete de azúcar. Puede que no tengas acceso a un kit de magia, pero tres servilletas y un sobrecito de azúcar pueden recrear este juego. Esconde el paquete debajo de una de las servilletas, mézclalas y deja que tu pequeño adivine dónde está el azúcar. Risas instantáneas.

3. Adivina la mano. Este es muy simple y solo necesitas una moneda. Pon ambas manos detrás de tu espalda y pide a tu niño que adivine en cuál está la moneda. Boom, eso es todo.

4. Teléfono descompuesto. Este clásico siempre asegura la diversión. Comienza con una palabra o frase y susúrrala al oído de tu pequeño. Después pídele que igualmente la susurre al oído de la siguiente persona y así sucesivamente alrededor de la mesa hasta que llegue al último (se puede jugar solo con tres), quien dirá lo que escuchó.

5. Sí y No. Este es un juego de respuestas en el que las palabras “sí y no” están prohibidas. Los padres hacen una pregunta y el niño debe responder usando cualquier otra palabra. Después el chico hace lo mismo con los padres. Puede ser complicado hasta para los adultos, y a los pequeños les encanta ver a mamá y papá batallando por lograrlo.

6. Gato. En cualquier trozo de papel (como una servilleta o el menú infantil), enseña a tus niños a jugar este clásico.

7. Juego del alfabeto. Empezando por la A, vayan alrededor de la mesa pensando palabras que empiezan con esa letra. Para hacer mayor el reto, escojan una categoría como comidas. Cuando nadie sepa qué más decir, ¡pasen a la siguiente letra!

8. Prueba de sabores. Si están en un restaurante con condimentos, pide a los niños que cierren los ojos y pon un poco de distintos condimentos en sus dedos. Ve si pueden adivinar de cuál se trata.

9. Marionetas con dedos. Tus dedos pueden servir como una familia de cinco, ¿sabías eso? Juega a representar distintos papeles.

10. Toc toc. Todos sabemos que a los menores de cinco años les encantan las bromas de toc toc. Pide a cada persona alrededor de la mesa que comparta su toc toc favorito o que invente uno, entre más absurdo mejor. Repítanlo y, antes de que se den cuenta, la comida estará en la mesa.