icon-arrow-down icon icon-arrow-fill-down icon icon-arrow-next icon icon-arrow-prev icon icon-tag-close icon

Divertirse juntos

12 Juegos Que Puedes Disfrutar Mientras Cocinas

Descubre formas fáciles de llevar la diversión a la mesa

COMPARTE

Los pequeños dedos de tus hijos tal vez no estén listos aún para preparar la comida, pero hay formas fáciles de mantenerlos ocupados.

1. Jueguen con pasta. Cuenta piezas de pasta seca o frijoles secos sin cocinar y ponlos dentro de un contenedor transparente, después pide a tu pequeño que adivine el número correcto. Otras opciones: Deja que los pequeños hagan collares de pasta o apilen espaguetis en las puntas delgadas de los escurridores de botellas.  

2. Trivia con papel aluminio. Envuelve un juguete favorito u otro artículo familiar y pide a tu hijo que trate de adivinar qué es antes de desenvolverlo.

3. Jugando escondidas en la cocina. Dale a tu hijo un artículo para que lo esconda debajo de uno de tres contenedores o tazones e intenta adivinar dónde está.

4. Es momento para un panque. Saca un molde de panquecitos y deja que tus chicos jueguen acomodando en él semillas de frijol o pasta seca hasta el cansancio.

5. Hagan su propia plastilina. Antes de empezar a cocinar, mezcla un poco de plastilina casera. Después deja que tu peque se divierta con un rodillo, cortadores de galletas seguros para niños ¡o lo que quieras!

6. Un grupo musical. Si no te molesta el ruido, deja a tu hijo tocar sobre las cacerolas con cucharas de madera. Nunca pasa de moda.

7. Adivina quién viene a comer.  Pide a tu hijo que piense en un invitado especial a comer (real o imaginario) y hazle preguntas hasta que adivines quién es. (¿Es alguien de la televisión? ¿Su nombre empieza con B?)

8. Un cuento divertido. Tomen turnos para crear una historia que suceda alrededor de la comida. ¿El truco? Cada línea tiene que llevar algún artículo que puedan ver en la cocina.

9. Una comida misterio.   Pide a tu acompañante en la cocina que cierre sus ojitos. Dale trocitos de diferentes alimentos y vean si puede adivinar lo que está comiendo.

10. Construyendo una torre plástica. Saca los contenedores de plástico y deja que tu peque vea qué tan alto puede apilarlos antes de que caigan.

11. Una carrera con el limón y la cuchara. Dale un giro a la clásica y algo sucia carrera del huevo y la cuchara, pide a tu hija que vea qué tan rápido puede caminar balanceando un limón en una cuchara.  

12. Adivina qué falta. Coloca una fila de diferentes piezas de comida. Pide a tu niño que la estudie, después retira una. Ve si puede adivinar cuál falta. Después cambien turnos y deja que pongan a prueba tu memoria.