icon-arrow-down icon icon-arrow-fill-down icon icon-arrow-next icon icon-arrow-prev icon icon-tag-close icon

Cosas de familia

Consejos Para Que Tus Pequeños Saluden A Los Adultos

Puede resultar algo incómodo si tu hijo no quiere darle un beso y un abrazo a su Abue, te presentemos aquí lo que debes saber

Por Sasha Brown-Worsham
COMPARTE
Getty Images

Mi hija pequeña casi no quiere besar ni abrazar a nadie. Esto es una de las grandes tragedias de la crianza. Una vez que tu hijo se vuelve más activo, se alejará de tus brazos para siempre, moviéndose hacia algo que quiera alcanzar. Por lo pronto, si pido un beso, su respuesta es: "Más tarde, mami. Te doy un beso más tarde."

Pero cuando mis hijos no quieren darle un beso o un abrazo a un familiar o a un amigo y hiere sus sentimientos- entro en conflicto. Por mucho que deseé que mis hijos sean educados y cariñosos, también quiero que sepan cómo decir no a un cariño no correspondido. Presentamos a continuación consejos de expertos, cuando tus hijos no quieren saludar de abrazo o beso.  

Platica antes con tu hijo. Es mucho más fácil para tu hijo decirte de manera privada el por qué no quiere darle un beso al Abuelo que confrontarlo en el momento. Así que, si sospechas que tu hijo se podría sentir incómodo, habla con él antes para darte una idea de lo que podría estar bien, ¿un beso? ¿Un abrazo? ¿Un saludo de manos especial? Es muy útil para todos el poner límites, dice el Dr. Logan Levkoff, educador sexual y co autor de Got Teens? (¿Tienes adolescentes?) The Doctor Moms’ Guide to Sexuality, Social Media, and Other Adolescent Realities. (La guía del doctor para mamás sobre sexualidad, medios sociales y otras realidades de los adolescentes)

Enséñales otras formas de saludar a la gente. "Algunos niños necesitan un poco de tiempo antes de decidirse a dar un beso o un abrazo, pero un cálido hola acompañado de una sonrisa puede ser un gran comienzo, o bien un "dame esos cinco". Le estás enseñando a tu hijo que el reconocer a la otra persona es una linda experiencia para ambos,” afirma el Dr. Fran Walfish, psicoanalista familiar en L.A. y autor de The Self-Aware Parent: Resolving Conflict and Building A Better Bond with Your Child (El padre atento:cómo resolver conflictos y conformar un mejor lazo con tu hijo).

Avísale a los adultos con anticipación. Es buena idea informarles a los adultos con antelación sí piensas que tu hijo no querrá dar un abrazo. Explícales que consideras importante no presionarlo y ayúdales a encontrar otras formas para conectar con tu pequeño. 

Comienza por utilizar la palabra "permiso". La palabra "permiso" no debe tener referencia con el sexo y es mejor comenzar a utilizarla de manera adecuada, afirma el Dr. Levkoff. "Es un concepto difícil para que los más pequeños lo entiendan, pero es importante darles un poco de control sobre su cuerpo," asegura el Dr. Levkoff. "Pregúntale cosas como: ¿Le diste a tu hermano permiso para utilizar ese juguete?" A medida que los niños crezcan, la palabra no será tan temida, y los niños estarán mucho mejor preparados para expresar sus preocupaciones. 

Practica el juego de roles. Una sugerencia de Levkoff es de actuar en diferentes escenarios con los niños. Por ejemplo, ¿qué pasará cuando la Abuela cruce por la puerta? De esta manera estarás lista para saber cómo manejar las cosas en el momento, y a lo largo del camino.

Nuestros consejos para padres son sólo sugerencias. Le recomendamos también consultar a su proveedor de servicios médicos y contactarlo de manera inmediata si su pregunta es urgente o acerca de alguna condición médica.