icon-arrow-down icon icon-arrow-fill-down icon icon-arrow-next icon icon-arrow-prev icon icon-tag-close icon

Estimulación temprana

10 Divertidos Juegos de Aprendizaje que los Pequeños Amarán

Estos divertidos juegos estimulan la memoria, el vocabulario, la imaginación y mucho más

Por Caroline Hwang
COMPARTE
Getty Images
Tu hijo jamás sabrá que está aprendiendo al jugar uno de estos juegos que secretamente ayudan a mejorar su habilidades, desde escuchar hasta mejorar su memoria. ¡Prueba uno hoy mismo!

1. Caja misteriosa. Corta dos agujeros del tamaño de la muñeca en lados opuestos de una caja de cartón. De tu lado, coloca un objeto dentro de la caja (como una pelota o un plátano) y después haz que tu hija meta su mano por el otro agujero, y adivine lo que está tocando. "Los pequeños en edad preescolar tienden a ser mucho más visuales y este juego les permite entender su sentido al tacto," comenta Sallee Beneke, profesora asociada y directora del programa de maestría en educación temprana en la Universidad St. Ambrose de Davenport, Iowa.

2. Búsqueda de formas. Para jugar este juego, que fortalece tanto habilidades visuales como de atención, pídele a tu hijo que camine por toda la casa buscando círculos. Ayúdalo a encontrar una gran variedad de ellos como el más grande, el más pequeño, uno rojo, y más. Continúa con otras formas como cuadrados o triángulos.  

3. Voltear monedas. Cada jugador alinea hasta 10 monedas que están del mismo lado en una fila. Después de que alguien diga "¡Ahora!" la primera persona en voltear todas las monedas gana. Este juego -que no es apto para niños menores de tres años ya que las monedas pueden ser peligrosas si las tragan- mejora la fuerza de los dedos y el agarre que se necesita para aprender a escribir. 

4. Nombra ese tema. Nombra cinco cosas relacionadas y pregúntale a tu hijo lo que éstas tienen en común. Por ejemplo: refrigerador, horno, lavabo, platos y comida. (Respuesta: cosas en la cocina.) Tomen turnos para decir las pistas y adivinar. El juego ayuda a desarrollar las habilidades para escuchar, categorizar y memoria. 

5. Apunta y salta. Reta a tu hijo a brincar de un lugar a otro dándole instrucciones a seguir, por ejemplo, cruza la sala en tres brincos, o bien, utiliza cinco almohadas para llegar al comedor sin tocar el piso. El juego estimula las habilidades para escuchar y ayuda a los niños a contar 

6. De excursión. Ambos jugadores cierran sus ojos y una persona elije un lugar, como la jungla, Marte, o el fondo del océano. Después, ambos abren sus ojos y toman turnos diciendo lo que vieron, sintieron e hicieron. “Este juego es ideal para las mañanas en las que tu hijo está despierto y tú aún no lo no,” dice Kathryn Hirsh-Pasek, director del Temple University’s Infant and Child Laboratory y autor de Becoming Brilliant: What Science Teaches Us about Raising Successful Kids (Convertirse en alguien brillante: lo que enseña la ciencia sobre la crianza de niños exitosos). Esto ayuda a fortalecer habilidades que ayudarán más adelante con la lectura, como la imaginación, vocabulario y capacidades narrativas, afirma Hirsh-Pasek.

7.“¿Qué falta?” Para jugar este juego de memoria, comienza con cuatro objetos y ponlos en una charola. Permite que tu hijo los vea por un minuto, después haz que cierre los ojos. Quita un objeto. Pídele que abra sus ojos de nuevo y diga qué es lo que falta. En cada ronda, cambia algunos de los objetos.

8. Tira los dados. Utilizando un dado con puntos (no de números) ve quién lanza el número más alto. "Al jugar con los dados ayuda a los niños a aprender el número de puntos sin contarlos," afirma Beneke. "Es una habilidad matemática importante." Otra forma de jugar: Dibuja de uno a seis círculos en pequeñas tarjetas y barajéalas (o rueda el dado). Haz que tu hijo elija una carta y después coloca el número indicado con crayolas, autos o juguetes pequeños. "Esta versión ayuda a los niños a entender que los números representan una cantidad y que pueden corresponder al número de objetos," dice Beneke.

9. Clasifícalo. Primero, motiva a tu hijo a juntar objetos como rocas, conchas de mar u hojas, pídele que las clasifique de grandes a pequeñas. Después pídele que las clasifique sin que te diga cómo lo hará y cuando haya terminado, intenta adivinar qué proceso utilizó. Este juego ayuda a los niños a reconocer patrones y a desarrollar habilidades previas a las matemáticas. 

10. Canciones de cuna mezcladas. Para jugar este juego, recita una canción de cuna o una canción que conozca tu hijo, pero cambia algunas de sus líneas y ve si tu hijo nota este error. Por ejemplo: "Witsy witsy araña subió a la montaña, vino la nieve y se la comió." Este juego es diversión garantizada, si cantas las canciones que se sabe de memoria y pretendes que no sabes que cometiste un error.

Los juegos con piezas pequeñas no son recomendados para niños menores de tres años.