icon-arrow-down icon icon-arrow-fill-down icon icon-arrow-next icon icon-arrow-prev icon icon-tag-close icon

Nuestra historia

Había una vez (en 1930) un hombre llamado Herm Fisher que pensó que el mundo necesitaba mejores juguetes. Juguetes que "atrajeran la imaginación, que hicieran algo nuevo, sorprendente y divertido."

Así que unió sus fuerzas con Irving Price y Helen Schelle (cuyo nombre no apareció en el logo. Una disculpa, Helen). La primera línea de juguetes se llamó "16 hopefuls" algo así como 16 prometedores, e incluían un par de hermosos patitos.

Desde entonces, Fisher-Price ha tenido en mente la visión original de sus fundadores. A lo largo del camino, introducimos lo que ahora se conoce como babygear – todas esas cositas que hacen que los baby showers valgan la pena y que añaden comodidad, seguridad y conveniencia a la vida de los padres debutantes y sus bebés recién nacidos.

También recordamos cómo comenzó todo—y qué podría dibujar una sonrisa en los rostros de Fisher, Price y Schelle. Así pues, nuestro objetivo es enriquecer las vidas de las familias jóvenes. Para ayudar a los padres a tranquilizar a sus recién nacidos para que duerman. Para motivar a los bebés a obtener su siguiente logro. Para ver el asombro con que los pequeños descubren la magia de jugar. Para escuchar a un niño en edad preescolar imaginar nuevos mundos y explorar cada día.

Para continuar dando alegría generación tras generación.

¡Siempre hay tiempo para otra historia!