Artículos y temas
Cómo bañar a un bebé de forma segura
Sigue estas indicaciones para bañar a tu hijo de forma segura:

  • Ajusta la caldera para que el agua caliente no salga a más de 50 °C. La piel delicada de un bebé se puede escaldar en pocos segundos si el agua está demasiado caliente.

  • Comprueba la temperatura del agua de la bañera. Usa un termómetro o consigue una bañera especial que cambie de color si el agua está demasiado caliente. Los recién nacidos no deberían bañarse a más de 30 °C.

  • Evita los resbalones. Cuando dejes de lavar a tu hijo con una esponja húmeda para empezar a bañarlo en el agua, seguramente tu principal preocupación será coger con seguridad su cuerpo escurridizo. Mientras no apartes la vista de él y lo sujetes en todo momento al menos con una mano, todo irá bien. No te gires ni dejes a tu hijo solo ni por un segundo: los bebés, e incluso los niños de pocos años, pueden ahogarse en muy poca agua.

  • Cuando lo saques de la bañera, envuélvelo con una toalla para poder sujetarlo con más firmeza.

  • ¡No lo dejes ni por un momento solo en la bañera! Recuerda que siempre debe estar a tu alcance.
Dr. Bettye M. Caldwell Ph.D. Professor of Pediatrics in Child Development and Education