Artículos y temas
Llevar un diario de embarazo
Incluso si nunca te ha gustado demasiado llevar un diario, estar embarazada te ofrece una maravillosa oportunidad de reflexionar y ser creativa, ¡aprovéchala! Anotar tus pensamientos, sentimientos y síntomas puede ayudarte a darte cuenta de la magia y el desafío que supone dar vida a otro ser humano. Aunque el embarazo sea realmente intenso, los momentos difíciles o los detalles más embarazosos se esfumarán con la llegada del bebé, a menos que tú te ocupes de dejar constancia de ellos. Además, llevar un diario sobre esta experiencia tan importante, que supondrá un enorme cambio en tu vida, te puede ayudar a sentir que tienes la situación más controlada.

Preparación
Para empezar, escoge el soporte de escritura que más te guste. Algunas mujeres se decantan por una libreta de espiral o un diario, mientras que otras prefieren el ordenador. Incluso hay escritoras más ambiciosas que crean sus propios diarios o blogs en línea. Si eres una experta en tecnología, también puedes grabar un vídeo diario con tus comentarios y tu creciente barriga.

  • Tómate tu tiempo. Intenta encontrar un momento y un lugar tranquilos para reflexionar con calma. Dedica unos minutos a recopilar tus pensamientos y sentimientos antes de empezar. Aquí tienes algunas indicaciones para comenzar:
  • El test de embarazo. ¿Cómo supiste que estabas embarazada? ¿Cómo te sentiste al principio? ¿A quién se lo dijiste primero? ¿Cómo reaccionó la gente de tu entorno ante la noticia?
  • Expectativas frente a realidad. Escribe sobre lo que pensabas que ibas a sentir tanto física como emocionalmente en cada fase del embarazo y lo que has sentido en realidad.
  • Reflexiona sobre tu vida. Dar a luz a la próxima generación de tu familia te hace reflexionar sobre tus logros y aspiraciones. ¿Cómo interpretas el sentido de tu vida? ¿Qué propósitos todavía no has alcanzado? ¿Qué puedes hacer para alcanzarlos?
  • Sigue soñando. El embarazo es un momento durante el que muchas mujeres sueñan de forma muy intensa. Describe los sueños que más te impresionen y reflexiona sobre su significado.
  • Sigue las cuentas. Si te gustan los números y las listas, el embarazo te proporciona muchos datos: anota las comidas que te provocan náuseas, sigue el crecimiento de tu bebé ¡y no olvides apuntar la fecha de su primera patadita! Las listas de los posibles nombres para el bebé también pueden dar mucho que hablar.
  • Conecta con tu bebé. Céntrate en tu pequeñín e imagina cuánto amor circula a través de tu cordón umbilical. También puedes escribir sobre cómo sientes esta conexión, sin olvidar tus esperanzas y ansiedades.
  • Visualiza el parto. Describe cómo te gustaría que fuera tu parto ideal. Asimismo, describe qué sentirías si tuvieras que someterte a una cesárea de urgencia e intenta pensar en situaciones que harían que esta fuera la opción más sensata.
  • Céntrate en la espiritualidad. Para algunas mujeres, el embarazo evoca un sentimiento de conexión con una fuente de vida más poderosa. ¿Ha cambiado el embarazo tu manera de entender el tiempo y los cambios en la vida?
  • Habla con otras personas. El embarazo te une a una comunidad de mujeres que han dado a luz desde el inicio de los tiempos. Pregunta a tus amigas y familiares sobre detalles de su embarazo y parto, pero no olvides que cada situación es única. ¿Qué consejos te podrían dar para hacer que tu experiencia fuera mejor?
  • Haz un álbum. Tu diario puede ser también un álbum con ecografías, fotos del embarazo, el recibo de un pedido urgente de pizza y cualquier cosa que te ayude a contar tu historia.

El embarazo puede ser un viaje único y maravilloso, tal vez el mejor de tu vida. Dedicar un tiempo a elaborar un diario te proporcionará un recuerdo duradero que guardarás contigo a lo largo de los años.
Laura E. Stachel M.D. Obstetrician & Gynecologist