Artículos y temas
¿Qué cambia con el desarrollo de la motricidad fina?
Alrededor de los seis meses, tu hijo desarrollará la motricidad fina, lo que le permitirá aprender a usar los dedos para manipular objetos. Al principio, los bebés usan toda la mano para coger cosas, hasta que consiguen sujetar objetos más pequeños entre el pulgar y el índice. Con el desarrollo de esta habilidad, los bebés aprenden a explorar más a fondo lo que tienen en la mano y ya no se limitan a manosearlo todo. Los centros de actividades con ruedecillas giratorias y botones son ideales para esta fase de aprendizaje.

Más adelante, tu hijo aprenderá a estirar los dedos. Al descubrir que la manera de soltar un objeto es estirando los dedos, los bebés se dedican a poner en práctica esta habilidad nueva sin parar. Así, el "juego" de abrir la mano para dejar caer objetos seguramente acabará por cansarte mucho antes de que tu hijo deje de hacerlo. Sin embargo, recuerda que este "juego" de poder sostener algo en la mano para luego soltarlo hará que tu hijo se sienta orgulloso de su nueva habilidad. Al mismo tiempo, tu hijo descubrirá que al soltar un objeto, este se cae siempre hacia abajo, ¡jamás hacia arriba! ¡Tu pequeño experto en física habrá aprendido el concepto de la gravedad!
Dr. Bettye M. Caldwell Ph.D. Professor of Pediatrics in Child Development and Education